INTERNACIONAL CRISIS EN EL PARTIDO POPULAR

En su peor momento: el 60% de los españoles pide la renuncia de Rajoy

Las dudas que dejó en torno a las denuncias de corrupción y la recesión acorralan al presidente. El 72% cree que mintió. Lo comparan con Nixon.

PERFIL COMPLETO

La noche más oscura en la vida de Mariano Rajoy parece no tener fin. El amanecer de la recuperación económica no llega y el escándalo judicial acorrala cada vez más su gestión. Tanto es así que el 72% de los españoles cree que el presidente “no dijo la verdad” en el escándalo de corrupción que salpica a su gobierno y al Partido Popular (PP), mientras que el 60% considera que el mandatario tiene que renunciar.
El sondeo, realizado por el instituto Sigma Dos para el diario El Mundo, también revela una gran división al interior del oficialismo, con un 52% que confía en las explicaciones dadas por el presidente y un 43% que no lo hace. El estudio de opinión también demuestra que la figura del presidente se hunde cada vez más, ya que desde el último relevamiento –hace tan sólo dos semanas– aumentó cinco puntos el porcentaje de españoles que piden que dé un paso al costado.
Rajoy inició este fin de semana sus vacaciones envuelto en una gran polémica, con el descrédito de la mayoría de la ciudadanía tras su exposición del jueves en el Parlamento. En esa alocución, el líder del PP admitió haberse “equivocado” por respaldar al ex tesorero de su agrupación Luis Bárcenas y reconoció haber percibido “remuneraciones complementarias”, pero negó la comisión de delitos. “No voy a dimitir y no voy a convocar elecciones anticipadas”, aseveró en otro tramo de su discurso.
La oposición, encabezada por el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Alfredo Pérez Rubalcaba, le exigió al mandatario su renuncia y lanzó una dura ofensiva en su contra. Por eso lanzó ayer un spot televisivo en el que comparó a Rajoy con el ex jefe de Estado norteamericano Richard Nixon. En el video aparecieron intercaladas imágenes del líder republicano en pleno escándalo del Watergate y tomas del dirigente español el jueves en el Congreso. La publicidad del PSOE cerró con un irónico “fin de la cita”, en referencia al latiguillo utilizado en nueve ocasiones por el presidente ibérico.
Bárcenas, tesorero entre 1990 y 2009 del PP, es sospechoso de haber organizado una contabilidad paralela que reflejaban los aportes financieros de empresarios contratistas del Estado. Ese dinero iría a parar a los bolsillos de los jerarcas de la agrupación, entre ellos el propio Rajoy, según documentos publicados por El Mundo y El País. En los últimos meses, Rajoy le envió mensajes de texto al ex dirigente del partido, en los que le pedía que resistiera ante los embates de la Justicia.
La preocupación de los españoles por la corrupción creció en las últimas semanas, a tal punto que fue calificada como un problema por el 37% de la sociedad, según otra encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Además de la corrupción, el desempleo y la crisis económica son los otros temas que angustian a los españoles.
Con el Ejecutivo en su punto mínimo de aprobación desde que asumió el poder, en diciembre de 2011, España aún se debate en una profunda recesión económica, los indignados perdieron fuerza y ya no monopolizan las calles y Rajoy se escabulle de la prensa. Su famoso “fin de la cita” podría ser, en el corto plazo, el ocaso de su carrera y el fin de una era.



Leandro Dario