INTERNACIONAL


En su visita a Medio Oriente, el Papa pidió "paz en Siria"

En una agenda cargada, el Sumo Pontífice ofició su primera misa en Tierra Santa y en Betania.

El Papa se trasladó en el papamóvil -recibiendo el afecto de miles de personas- hacia el estadio estadio internacional de Ammán.
El Papa se trasladó en el papamóvil -recibiendo el afecto de miles de personas- hacia el estadio estadio internacional de Ammán.
Foto:AFP

A pocas minutos de haber arribado a Jordania, el Papa Francisco tuvo una cálida bienvenida de parte del rey el Rey Abdalá II, a quien le reconoció que "es conocido como un hombre y artífice de la paz". Luego de su paso por el Palacio Real Al Husseini, el Sumo Pontífice celebró su primera misa en Tierra Santa para más tarde visitar Betania, sitio donde Jesús fue ungido por Juan el Bautista. Cada escala de su ajetreada agenda tuvo un denominador en común: "La paz en Medio Oriente".

ARTÍCULOS RELACIONADOS

"Este país acoge generosamente a una gran cantidad de refugiados palestinos, iraquíes y de otras zonas en crisis, en especial de la vecina Siria, destruida por un conflicto que está durando demasiado tiempo", destacó en su encuentro con las autoridades de Jordania. En su breve discurso, el papa argentino aprovechó para saludar a la comunidad musulmana y abogar por la libertad de credo "que es un derecho humano fundamental en todo Medio Oriente y en el mundo entero".

Más tarde, se trasladó en el papamóvil -recibiendo el afecto de miles de personas- hacia el estadio estadio internacional de Ammán para celebrar su primera misa en Tierra Santa."La paz no se vende", exclamó durante la homilía ante unas 40 mil personas.

Al finalizar la misa, Francisco se dirigió rumbo a Betania, orilla del río Jordán frente a la ciudad palestina de Jericó para asistir a un encuentro con jóvenes discapacitados y refugiados, muchos de ellos provenientes de Siria.

El Papa tuvo una recepción emocionante en el lugar santo para católicos y cristianos con cantos de "viva el Papa" en español. Allí, lanzó un sentido llamado a todas las partes involucradas en el conflicto en Siria a volver "a la senda de las negociaciones".

"Renuevo mi vehemente llamamiento a la paz en Siria", clamó el pontífice desde la Iglesia, tras advertir "que nadie se empeñe en que las armas solucionen los problemas".

A su vez, Francisco instó a la comunidad internacional para "que no se deje sola a Jordania" ante la emergencia humanitaria que se ha creado con la llegada de unos 600.000 refugiados que huyen de los conflictos en Medio Oriente.

En tanto, el Papa indicó que la "solución sólo puede venir del diálogo y de la moderación, de la compasión por quien sufre, de la búsqueda de una solución política y del sentido de la responsabilidad hacia los hermanos".

En uno de los tramos de mayor énfasis, Francisco fustigó a "los violentos", "a los que fabrican y venden armas", instándolos a "convertirse". "Que Dios convierta a aquellos que tienen proyectos de guerra y que se refuerce los corazones y las mentes de los operadores de paz con bendiciones", improvisó en italiano.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Francisco en Tierra Santa
  • Papa Francisco
  • Siria
  • Jordania
  • Paz en Siria