INTERNACIONAL


España: bipartidismo con sentencia de muerte

El partido político Podemos, creado hace ocho meses, lidera en intención directa de voto.

Podemos
Podemos "está consiguiendo atraer a aquella gente que cree que el debate efectivamente ya no es tanto entre izquierda y derecha, sino la vieja política contra la nueva política".
Foto:AFP

El escenario político español parece que está viviendo días de cambios trascendentales. Luego de una cultura democrática basada en el bipartidismo, en el cual el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) iban sucediéndose en el poder, apareció un tercero en discordia que dará mucho que hablar: se trata de Podemos, un partido político surgido del movimiento de los “indignados” del 15-M.

Esta fuerza política creada hace tan sólo ocho meses se convirtió en la formación con más apoyos en intención directa de voto y en la tercera del país, según un sondeo oficial difundido en España esta semana. Los resultados supusieron una fuerte sacudida en el escenario político español dado que nunca antes en la historia del país una formación recién surgida había alcanzado una expectativa tan alta de voto.

Eran resultados previsibles dado que a tan sólo tres meses de su creación, el partido que dirige el profesor universitario de ciencias políticas Pablo Iglesias se presentó a las elecciones del Parlamento Europeo del pasado 25 de mayo y consiguió cinco escaños con 1,2 millones de votos, siendo la cuarta fuerza política más votada del país. De los cinco eurodiputados, uno es Pablo Echenique Robba, oriundo de Rosario.

Una de las grandes claves de Podemos es la forma en que realiza su campaña política, basada en una crítica permanente a los partidos tradicionales y la apelación a la soberanía popular. Las ideas radicales de su líder en defensa de la aplicación en España de políticas llevadas a cabo en países como Venezuela, Ecuador o Bolivia para hacer frente a la crisis económica catapultaron hasta el centro del debate político y social a la agrupación y a su líder, Iglesias, quien participa en varios debates televisivos.

La fuerte ascensión de Podemos se explica en parte por la “creciente insatisfacción con los partidos tradicionales y su falta de respuesta ante las dos cosas que en este momento más importan a los españoles: la crisis económica y la corrupción”, analizó Antón Losada, politólogo de la Universidad de Santiago de Compostela.

Podemos "está consiguiendo atraer a aquella gente que cree que el debate efectivamente ya no es tanto entre izquierda y derecha, sino la vieja política contra la nueva política", por lo que atrae a electores de todas las tendencias, consideró Losada. "Fíjate qué cambio, de la gente, pensar en las elecciones y '¡uf qué pesadumbre!' y ahora está loca porque lleguen", afirmó Pablo Soto, de 34 años, militante de Podemos desde sus inicios y miembro del equipo técnico de organización.

Entre sus propuestas más populares habría la rebaja de la jubilación a los 60 años, la subida del salario mínimo, la limitación del salario máximo, jornadas laborales de 35 horas, una renta básica para todos, la amenaza de nacionalizar a los grupos energéticos que no ofrezcan tarifas moderadas o legalizar la ocupación de viviendas abandonadas.

Pablo Iglesias tiene muy claro los pasos a seguir, quien reconoció que no es lo "mismo presentarte a unas elecciones por primera vez que asumir que en un año podríamos estar formando gobierno". "Y eso implica que debemos ser muy serios y muy prudentes", valoró. Podemos es un partido en construcción, por lo que tiene ante sí el desafío de acabar de construir las expectativas que generó



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Podemos
  • Pablo Iglesias
  • escenario político español
  • España