INTERNACIONAL ESCANDALO DE ESPIONAJE

Estados Unidos reclamó a Hong Kong la extradición de Snowden

Washington presiona para que el gobierno asiático entregue al ex asesor de la CIA. Julian Assange le recomendó asilarse en Islandia.

PERFIL COMPLETO

En una especie de déjà vu del caso Assange, Estados Unidos tiene un nuevo conflicto diplomático en puerta por un pedido de extradición. El gobierno de Barack Obama anunció ayer que solicitó a las autoridades de Hong Kong que extraditen a Edward Snowden, el ex analista informático de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) que reveló a la prensa la existencia de programas de espionaje a ciudadanos estadounidenses. El gobierno de Hong Kong guardó silencio y cautela, pese a que Snowden está acusado de espionaje, robo y uso indebido de los bienes del Estado.

“Creemos que los cargos presentados constituyen un buen caso de extradición bajo el tratado firmando entre los Estados Unidos y Hong Kong”, declaró el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Donilon, a la cadena de radio CBS. “Hong Kong ha sido históricamente un buen socio de los Estados unidos en asuntos policiales, y esperamos que cumplan con el tratado en este caso”, agregó el funcionario.

Sin embargo, ni el Ejecutivo de Hong Kong –donde se encuentra refugiado Snowden– ni sus fuerzas de seguridad hicieron declaraciones directas sobre el caso, luego de que el diario estadounidense The Washington Post adelantara los cargos contra el filtrador. El responsable de la Policía de Hong Kong, Andy Tsang, se limitó a señalar que el caso se manejará “acorde a las leyes de Hong Kong”, de acuerdo con declaraciones reproducidas por el diario local South China Morning Post.

La orden de arresto llegó el día en el que Snowden cumplió 30 años. El experto en informática está en Hong Kong desde el pasado 20 de mayo, a donde llegó luego de abandonar su residencia en Hawai. Documentos filtrados por Snowden dejaron al descubierto que la NSA había tenido acceso a miles de datos, como correos electrónicos, chats y videos de usuarios de grandes compañías como Facebook o Google.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, le recomendó ayer a Snowden asilarse en Islandia y llamó a “intensificar los esfuerzos por encontrar asilo” para el ex analista de la NSA. “¿Qué país valiente se alzará en su defensa y reconocerá su servicio a la humanidad?”, se preguntó Assange, quien también enfrentó un pedido de extradición de los Estados Unidos pero logró refugiarse en la embajada de Ecuador en Londres. Al mismo tiempo, el empresario islandés Olafur Sigurvinsson, socio de WikiLeaks, afirmó tener un avión privado listo para proceder al traslado de Snowden.

El escándalo por espionaje que incomoda al gobierno de los Estados Unidos sumó el viernes otro capítulo británico, cuando se supo que la central de escuchas de los servicios de inteligencia del Reino Unido (GCHQ) pinchó cables de fibra óptica que conducen las comunicaciones telefónicas mundiales y el tráfico en Internet. Esa es la información que reveló el diario británico The Guardian en base a una nueva filtración de Snowden. Los datos que se conocieron ayer indican que la inteligencia del Reino Unido también habría tenido acceso a millones de correos electrónicos y llamadas telefónicas. La GCHQ tiene una gran capacidad para manejar y analizar importantes volúmenes de información.



AFP/DPA/AP desde Washington