INTERNACIONAL VIOLENCIA EN EGIPTO


Estudiantes egipcios prenden fuego una universidad en señal de protesta

Un grupo de alumnos, militantes de los Hermanos Musulmanes, quieren el regreso de Morsi. Murió una persona en los disturbios.


Foto:AFP

ansa/ap/dpa desde el Cairo

Un grupo de estudiantes islamistas prendió fuego ayer a la Facultad de Comercio de la Universidad de Al Azhar, en El Cairo. En los disturbios posteriores, murió un estudiante simpatizante de los Hermanos Musulmanes, mientras que  decenas de personas resultaron heridas y la policía detuvo a 60 manifestantes.

El incidente se produjo un día después de una nueva jornada de protestas por parte de los seguidores de Mohamed Morsi, el presidente islamista depuesto en julio por un golpe de Estado. De acuerdo con el último balance oficial, los disturbios callejeros, que tuvieron lugar en diferentes provincias del país, se saldaron con la muerte de cinco personas y el arresto de 265 manifestantes.

En la ola de violencia que siguió al golpe, han muerto ya al menos 1.500 personas, la mayoría simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, que han visto cómo su cúpula y decenas de dirigentes provinciales eran encarcelados. A primera hora de la mañana de ayer, y mientras se efectuaban los exámenes de final de semestre en Al Azhar, un grupo de alumnos ingresó a la Facultad de Comercio para incendiar el edificio. Los bomberos pudieron controlar el fuego, que ha devastado dos plantas enteras del recinto. La acción forma parte de una campaña de las asociaciones en favor de Morsi, que buscan paralizar el funcionamiento de las universidades, y específicamente, impedir la celebración de los exámenes. Las facultades se han convertido en el principal foco de resistencia antigubernamental.

El vicepresidente de la Universidad de Al Azhar, Ahmed Hosseini, ha asegurado que no se van a cancelar los exámenes. “Estos intentos son inútiles, porque los exámenes se celebrarán según el calendario previsto, y quien no asista, será suspendido”, declaró Hosseini, que afirmó que la administración de la universidad “sancionará con severidad a aquellos que continúan realizando manifestaciones políticas” en el campus. Aparte de las docenas de estudiantes arrestados por la polícia, la institución ha expulsado a 80, y se ha abierto expediente disciplinario a otros 340. Desde el inicio de las clases el mes de septiembre, la intensidad de los disturbios en las universidades ha ido escalando. Los detonantes del malestar han sido la decisión de algunos rectores de volver a permitir la entrada de la policía a los campus, tal como sucedía en la época de Mubarak, y la muerte de varios estudiantes a causa de los disparos policiales. También ha incendiado los ánimos entre estudiantes los arrestos masivos, y las duras sentencias judiciales. Por ejemplo, una docena de estudiantes de Al Azhar fueron condenados a 17 años de cárcel por participar en una manifestación que desembocó en enfrentamientos.

La Universidad de Al Azhar es uno de las centros de educación superior más importantes de Egipto, con más de medio millón de alumnos, y a la vez, sede de la principal institución religiosa del país. A causa de esta dimensión religiosa, los movimientos islamistas son fuertes entre los estudiantes y parte del profesorado que se observa dentro del mundo universitario.



Redacción de Perfil.com