INTERNACIONAL EL CASO TETRA PAK

Fábricas reparan máquinas a la distancia con realidad aumentada

Con los lentes 3D, a muy bajo costo y en tiempo real, un técnico en planta puede trabajar con un ingeniero en EE.UU.

APLICACION. Más allá de todas las promesas, aparecen usos de la tecnología de moda.
APLICACION. Más allá de todas las promesas, aparecen usos de la tecnología de moda. Foto:CEDOC PERFIL
Hasta hace muy poco tiempo, cualquier demo con promesas de las empresas tech sobre la "futura" utilidad de la Realidad Aumentada (RA) no parecía más que un simpático picht publicitario, sacado de una peli de ciencia ficción. Pero algunos fabricantes como Microsoft perseveraron y apuntaron sus desarrollos para que esas demostraciones voluntaristas se convirtieran en algún producto útil.
Y por estos días ese esfuerzo comenzó a dar frutos prácticos.
De hecho, la empresa Tetra Pak acaba de terminar, exitosamente, una prueba piloto con clientes de Argentina y Chile, recurriendo a sistemas de HoloLens, un sistema de RA desarrollado por Microsoft. ¿Para qué los usan? Para dar soporte avanzado y acelerara las reparaciones remotas de sus equipos instalados en fábricas de alimentos y bebidas.
Según le dijo a PERFIL Roberto Mastri, Director de Soporte Técnico en Tetra Pak Americas, "cuando estamos instalando una nueva línea de envasado en la fábrica de un cliente, o cuando una línea ya en funcionamiento tiene algún inconveniente complejo, nuestros técnicos en el lugar pueden recurrir a los HoloLens para trabajar en equipo y en tiempo real con un ingeniero de soporte altamente especializado, que puede intervenir desde su oficina en EE.UU. o Europa". Con este trabajo integrado es posible solucionar un tema complejo en forma veloz. Y a un costo mucho menor, porque ya es innecesario enviar de urgencia a un especialista hasta el lugar del problema.

¿Cómo lo emplean? Según Mastri, "los HoloLens son lentes livianos y el ingeniero local se conecta con el especialista remoto por medio de Skype. Así, el soporte especializado ve y puede interactuar "virtualmente" al lado del técnico local, y entre ambos pueden analizar el tema, compartir imágenes o revisar manuales técnicos para encontrar una solución que termina implementando el soporte local, con la ayuda virtual remota.
El beneficio es simple: "nos permite acortar el tiempo de parada de un equipo o reducir el tiempo de instalación de una línea nueva". Las cifras de ahorro al usar los HoloLens varían de cliente en cliente. "Pero durante una reciente prueba piloto de seis meses de duración en la que participaron 11 líneas de empaquetado distintas, desde Tetra Pak logramos evitar fallas en cinco. Eso le hizo ahorrar a esos clientes más de US$ 30 mil en costos" de paradas imprevistas.
Además, una parada –sea programada o no– y debido a la distancia geográfica o al día de la semana en el que ocurra puede durar de 36 a 48 horas en el que la línea de envasado se detiene por completo hasta que llega un experto para solucionarlo. "Pero hay situaciones en las que el tiempo realmente apremia. Por ejemplo, para envasar leche no se puede esperar más de 48 horas". Por otra parte, al incorporar los HoloLens al servicio técnico, desde Tetra Pak explican que "eso nos permite ofrecerles a los clientes un soporte global".