INTERNACIONAL


Felipe ya es el rey de España

Fue una ceremonia austera a la que no asistieron ni su padre ni la infanta Cristina.


Foto:AFP
España ya tiene nuevos reyes, los reyes de “una monarquía renovada”, en palabras de Felipe VI. El hijo del rey Juan Carlos fue proclamado como rey y jefe de Estado español ante las Cortes Generales. Durante la ceremonia institucional, Felipe pronunció el juramento de fidelidad a la Constitución y las Comunidades Autónomas españolas y pronunció su primer discurso, en el que pidió a España “celebrar todo lo que nos une y nos da fuerza y solidez hacia el futuro”.

El nuevo rey se presentó como el líder de "una Monarquía renovada para un tiempo nuevo" y afirmó ante 700 asistentes que afronta su nuevo papel "con energía, con ilusión y con el espíritu abierto y renovador que inspira a los hombres y mujeres de mi generación".

Felipe VI y Letizia, junto a sus dos hijas, Leonor y Sofía, ingresaron al hemiciclo del Congreso español a las 10.30 (5.30 en Argentina), donde el presidente de los Diputados, Jesús Posada, leyó un discurso de recepción y rindió homenaje al rey Juan Carlos, quien abdicó el miércoles tras 39 años de reinado.

Acto seguido, tomó el juramento de Felipe VI, el 25º monarca de España desde el reinado de los Reyes Católicos, ubicado frente a un ejemplar de la Constitución, la corona del siglo XVIII y el cetro, máximos emblemas de la monarquía española.

La nueva reina, vestida de blanco, y sus hijas ocuparon un lugar privilegiado en el escenario montado ante el hemiciclo del Congreso, mientras que la reina Sofía, madre del rey, ocupó un lugar de honor en la Tribuna del Reloj, junto a la infanta Elena.

El rey Juan Carlos decidió no asistir para no restar protagonismo al nuevo monarca, pero una hora antes, en una emotiva ceremonia en el Palacio de La Zarzuela, entregó a Felipe el fajín de Capitán General de los Ejércitos.

Pese a la ausencia del padre, Felipe recordó su labor como jefe de Estado durante 38 años: “Hace casi 40 años, desde esta tribuna, mi padre manifestó que quería ser Rey de todos los españoles. Y lo ha sido. Apeló a los valores defendidos por mi abuelo el Conde Barcelona y nos convocó a un gran proyecto de concordia nacional que ha dado lugar a los mejores años de nuestra historia contemporánea”.

Tampoco faltó una mención hacia su madre, la reina Sofía, recalcando “toda una vida de trabajo impecable al servicio de los españoles”. El rey destacó “su dedicación y lealtad al Rey Juan Carlos, su dignidad y sentido de la responsabilidad”. “Juntos, los Reyes Juan Carlos y Sofía, desde hace más de 50 años, se han entregado a España”, agregó”.

“Espero que podamos seguir contando muchos años con su apoyo, su experiencia y su cariño”. El rey agradeció además a sus maestros y profesores, de quienes destacó “valores de libertad, de responsabilidad, de solidaridad y de tolerancia”.

En su discurso, Felipe VI indicó además que inicia un reinado constitucional en el que estará “abierto y comprometido con la sociedad a la que sirve, compartir sus éxitos y fracasos y buscar la cercanía con los ciudadanos”. Además, garantizó que sabrá hacer honor a su juramento a la Constitución y que será un jefe del Estado “leal y dispuesto a escuchar, a comprender, a advertir y a aconsejar, y también a defender siempre los intereses generales”.

Felipe VI expresó su solidaridad con quienes se vieron “heridos en su dignidad” por la crisis económica y destacó que siente el “deber moral” de trabajar para revertir esta situación. Además, tuvo palabras de recuerdo y homenaje hacia las víctimas del terrorismo, que “perdieron su vida o sufrieron por defender” la libertad de todos los españoles.

“Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda razón que los principios morales y éticos inspiren y la ejemplaridad presida nuestra vida pública. Y el Rey, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos”, afirmó. También proclamó su “fe en la unidad de España de la que la Corona es símbolo”.

El nuevo rey, de 46 años, recalcó también que para que la Corona sepa ganarse el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos, y se haga acreedora de “autoridad moral” debe “velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente”, en una evidente separación del reinado de su padre, ensombrecido en los últimos años por escándalos de corrupción.

Culminada la ceremonia en la sede del Poder Legislativo, los reyes presenciaron un breve desfile militar ante las puertas del Congreso y emprendieron un paseo en Rolls Royce descapotado por las principales avenidas de Madrid rumbo al Palacio Real. Culminaba así la principal ceremonia que convierte a Felipe en el 10º monarca español de la Casa de Borbón y a Letizia, experiodista de la televisión pública, en la primera reina nacida en suelo español después de 136 años.

Redacción de Perfil.com


Temas:

  • rey Felipe VI
  • abdiación Juan Carlos I
  • monarquía española