INTERNACIONAL

Fin de semana papal a puro deporte

Ansa/ap/afp
Desde el Vaticano
El Papa tuvo un fin de semana a puro deporte. Luego de haberse reunido el viernes con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y con los seleccionados de rugby de Argentina e Italia, Francisco recibió ayer en una audiencia en el Vaticano a delegados de los comités olímpicos europeos que están en Roma para la 43ª asamblea general. En el encuentro, el Pontífice alertó contra el riesgo de “reducir a los atletas a una mera mercancía de la cual sacar provecho”.
Jorge Bergoglio advirtió sobre el peligro de que el deporte sea “considerado únicamente según los parámetros económicos o de obtención de la victoria a cualquier precio”, y en cambio destacó que la actividad deportiva, en tanto lenguaje universal, puede ser una puerta para la amistad, la unión y la hermandad social.
Según Francisco, confeso fanático del fútbol y del club San Lorenzo de Almagro, “el deporte es armonía, pero si prevalece la búsqueda desmedida del dinero y el éxito, esa armonía se rompe”. Cuando eso ocurre, “los mismos atletas entran en un mecanismo que los arrasa, pierden el sentido verdadero de su actividad, la alegría de jugar que los atrajo de jóvenes y que los empuja a hacer tantos sacrificios y convertirse en campeones”.
En la audiencia con los atletas también estuvo el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. “Deseo alentar a las instituciones y las organizaciones como la suya, que proponen a las jóvenes generaciones itinerarios deportivos de formación en la paz y la convivencia entre los pueblos”, afirmó Bergoglio.
El viernes, el Papa había recibido en el Vaticano a los Pumas y a la selección de rugby italiana, que se enfrentaron en el Estadio Olímpico de Roma. Ese mismo día se había reunido con Blatter, quien le obsequió una camiseta de fútbol con el número 10 y el nombre “Francesco” en la espalda.



Redacción de Perfil.com