INTERNACIONAL OCURRIÓ EN UN LUGAR TURÍSTICO

Fotos | La mayoría de las víctimas del atentado en Estambul son extranjeros

Para Erdogan, la explosión fue cometida por un suicida "de origen sirio". Testimonios de testigos del siniestro.

"La mayor parte" de las 10 personas muertas en el atentado suicida cometido este martes en el centro turístico de Estambul son ciudadanos extranjeros, anunció el viceprimer ministro turco Numan Kurtulmus.

Las autoridades identificaron por otra parte al autor del ataque, un sirio nacido en 1988, precisó Kurtulmus en una breve declaración a la prensa tras la reunión de crisis convocada por el primer ministro turco Ahmet Davutoglu.

La explosión en el corazón histórico de la ciudad turca se debió a un "atentado suicida cometido por una persona de origen sirio", declaró el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. "Este acto terrorista lo cometió un suicida de origen sirio", dijo en Ankara. "Condeno duramente este atentado terrorista", afirmó el jefe del Estado. "Turquía es el blanco principal de todas las organizaciones terroristas activas en la región", añadió.

La explosión, ocurrida a las 10.18 de la mañana turca, se produjo en el antiguo hipódromo cercano a la basílica de Santa Sofía y a la Mezquita Azul, los dos monumentos más visitados de la ciudad.

En las primeras fotografías tomadas en el lugar se ven cuerpos desmembrados sobre el suelo empedrado de la explanada.

Testimonios. "Oí una explosión muy fuerte y muchos gritos. Luego vi una bola de fuego y huí", contó un testigo a la agencia AFP. "Vi al menos diez heridos. A uno de ellos lo ayudaban unos turistas. Estoy seguro al 100% que no fue una bomba, sino un atentado suicida", contó este turco, que no quiso dar su nombre. "La explosión fue tan fuerte que el suelo tembló", confirmó una turista, Caroline.

La explosión se oyó y se sintió en la plaza Taksim, a varios kilómetros de distancia de Sultanahmet, afirmó a AFP otro testigo.

Turquía vive en estado de alerta desde el doble atentado suicida que causó 103 muertos el 10 de octubre en la estación de trenes de Ankara. Las autoridades atribuyeron su autoría al grupo yihadista autodenominado Estado Islámico (EI).



Redacción de Perfil.com