INTERNACIONAL MAÑANA CULMINA SU ESTADIA EN LA REGION

Francisco dejó Bolivia y llegó a Asunción con un fuerte mensaje político

El Pontífice visitó ayer una cárcel en Santa Cruz de la Sierra, donde escuchó los reclamos de los reclusos. “Tierra, techo y trabajo” fue la proclama que caracterizó a su gira. La justicia social y la lucha contra la pobreza, los otros ejes de su viaje.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

En su tercer y último día en Bolivia, el papa Francisco visitó ayer la cárcel de máxima seguridad de Palmasola, en Santa Cruz de la Sierra, donde se reunió con miles de presos y sus familiares, y escuchó sus reclamos por las malas condiciones de reclusión. Luego, abordó el avión de Alitalia que lo llevó a Paraguay, su última escala en la gira por América Latina, en la que dejó hasta el momento un mensaje con un fuerte contenido político.
Palmasola, escenario de un violento motín que culminó hace dos años con 35 muertos, recibió al Sumo Pontífice con un escenario con los colores del Vaticano y banderas de las nacionalidades de todos los detenidos. Francisco se presentó como un “hombre perdonado”, “salvado de muchos pecados”, que también “necesita penitencia”. Los reclusos lamentaron ante el Papa las demoras de la Justicia para fallar sobre sus casos y le contaron las carencias que padecen en el penal, entre ellas una alimentación precaria y condiciones de hacinamiento. Andrés de Jesús Céspedes, que cumple una sentencia de veinte años por homicidio, pidió perdón a “todos los que fueron dañados” por su accionar y le solicitó que intervenga ante Evo Morales para tener una “verdadera
rehabilitación social”.

Asunción. Al llegar ayer a la capital paraguaya, Francisco se reunió con el presidente Horacio Cartes, con quien habló sobre la relación entre la Iglesia Católica y el Estado paraguayo. En diálogo con PERFIL, Eladio Loizaga, ministro de Relaciones Exteriores de aquel país, adelantó que su gobierno buscará la colaboración del Vaticano para combatir la pobreza extrema. Además, dialogarán sobre las condiciones de vida en las zonas rurales y sobre el acceso a la vivienda. “La visita del Papa es una demostración del aprecio, del cariño, del sentimiento que tiene hacia el Paraguay. Siempre compartió mucho con la colonia paraguaya que reside en Buenos Aires”, confió. Esos mismos ejes que abordará en Paraguay fueron los que Jorge Bergoglio difundió en su paso por Ecuador y Bolivia, donde se expresó a favor de las tres “t” (tierra, techo y trabajo) y cuestionó el sistema económico global.  
El obispo Adalberto Martínez, secretario general de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), reveló que le envió al Papa un documento con las principales problemáticas políticas, sociales y económicas del país. Entre sus principales actividades, dialogará con delegados de movimientos sociales. “Todos piden ver al Papa y tocar su sotana. Incluso aquellos sectores poco afectos a la Iglesia. Existen muchos reclamos que quieren ser expresados al Santo Padre, con la esperanza de recibir una palabra de aliento o hacer palanca en sus reclamos”, confió Martínez.
En el epílogo de su gira, Francisco incursionó en las periferias de la existencia, uno de los lemas de su Pontificado.


Chile le tiende la mano a Evo
Francisco lo hizo. Tras su paso por Bolivia, que reclama a Chile hace años una salida al mar,  el gobierno de Michelle Bachelet propuso sorpresivamente restablecer relaciones diplomáticas plenas con La Paz, mantenidas únicamente a nivel consular desde 1978.
“Chile está disponible para restablecer relaciones diplomáticas de inmediato, si hay voluntad política”, dijo ayer el canciller Heraldo Muñoz. El diferendo marítimo marcó desde la Guerra del Pacífico –entre 1879 y 1893– el vínculo entre los dos países. De hecho, Evo Morales llevó el caso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Las relaciones diplomáticas fueron interrumpidas en 1964 por el presidente Víctor Paz Estensoro, restablecidas en 1975 y nuevamente cortadas en 1978. Francisco había sostenido que “pensaba en el mar”, en su breve estadía en La Paz.



Leandro Dario