INTERNACIONAL HOMILIA EN LA SANTA SEDE

Francisco dijo que "no hay que tener miedo" a la reforma

“Existen estructuras caducas que es necesario reformar”, aclaró ayer el Papa argentino. Irregularidades en el banco del Vaticano.

PERFIL COMPLETO

El papa Francisco defendió ayer su perfil reformista al afirmar que “no hay que tener miedo de renovar las estructuras de la Iglesia”. Fue durante su homilía en la misa matutina que suele celebrar en la capilla de la residencia vaticana de Santa Marta. “En la vida cristiana, también en la vida de la Iglesia, existen estructuras caducas que es necesario renovar –sostuvo el Pontífice–. No hay que tener miedo de abandonar las estructuras frágiles que nos encorsetan.”

El discurso se enmarca en el espíritu de renovación adoptado por el Papa, quien nombró dos comisiones de expertos que se encargarán de estudiar posibles reformas en la curia romana y en el Instituto de Obras Religiosas (IOR), el banco del Vaticano, envuelto en escándalos de corrupción. “La Iglesia siempre ha seguido adelante dejando al Espíritu Santo que renueve sus estructuras –insistió Francisco–. ¡No tengas miedo de ello! ¡No tengas miedo de renovar las estructuras!”

Precisamente ayer la prensa italiana reveló las conclusiones de una investigación judicial sobre el  Banco Vaticano, según las cuales el funcionamiento del organismo facilita el blanqueo de dinero. “Existe un riesgo elevado en el modo de funcionamiento del IOR, que al no identificar a sus clientes con precisión puede ser utilizado como pantalla para disimular operaciones ilegales”, escribieron los investigadores en un documento filtrado por el Corriere della Sera.

“El IOR puede fácilmente convertirse en un vector de blanqueo de dinero de origen criminal”, destaca la investigación de los fiscales que se extendió por tres años. El documento también contradice la versión oficial del IOR acerca de que todos sus clientes son miembros del clero. También habría clientes laicos que “cuentan con una relación privilegiada con la Santa Sede” y por eso “pueden efectuar depósitos de dinero y abrir cuentas”.

La investigación judicial se inició por sospechas sobre transferencias por 23 millones de euros efectuadas en septiembre de 2010 desde el Banco Vaticano hacia el organismo de crédito italiano Credito Artigiano. A raíz de los escándalos financieros en el organismo, Francisco creó una comisión para indagar sobre el funcionamiento del IOR y luego reestructurarlo.

Mientras sigue consolidando su perfil transformador en lo relativo a las estructuras eclesiásticas, Jorge Bergoglio mantiene su tendencia conservadora en materia doctrinaria.

Ayer, el presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, Raymundo Damasceno Assis, declaró que la oposición al matrimonio igualitario y la defensa de la familia formada por “un hombre y una mujer” serán temas que abordará el Papa en Brasil.

“Francisco no va a ser connivente con aquello que no puede ser connivente, porque estaría en oposición a ciertos valores morales y no se puede equiparar el casamiento de dos personas del mismo sexo al casamiento entre un hombre y una mujer”, sostuvo el cardenal Assis.



afp/ansa/ap desde El Vaticano