INTERNACIONAL EN ASÍS


Francisco presidirá un 'G9' de las principales religiones del mundo

Más de 500 líderes de nueve religiones de todo el mundo llegaron a Asís, centro de Italia, para decir "no" al terrorismo y promover la paz.

El papa Francisco este domingo.
El papa Francisco este domingo.
Foto:Afp
Más de 500 líderes de nueve religiones de todo el mundo llegaron a Asís, centro de Italia, para decir "no" al terrorismo y promover la paz en una cita que cumple tres décadas. Participarán del "G9" de las religiones más de 500 representantes del cristianismo, judaísmo, islam budismo, jainismo, hinduismo, sintoísmo, sijismo y zoroastrismo.

Junto a los líderes religiosos, como el patriarca ortodoxo Bartolomeo o el gran muftí del Líbano, Mohammad Sammak, han sido convocados grandes referentes de la cultura, como el polaco Zygmunt Bauman. Habrá también un grupo de refugiados, que darán su testimonio.

Los números de esta reunión son impresionantes: 12 mil participantes, más de 1.500 voluntarios, 29 paneles, 19 lugares para reuniones y oraciones, y siete pantallas gigantes de dispersos en la ciudad de Umbría como para permitir al gran número de personas asistentes seguir los trabajos y diálogos. 

La reunión comenzará hoy con el encuentro "Sed de paz. Religiones y culturas en diálogo", promovido por la Comunidad de Sant'Egidio, de la diócesis de Asís y por la familia Franciscana. En la sesión inaugural estará presente el presidente de Italia, Sergio Mattarella.

Para el martes, se espera al papa Francisco en una "cumbre" que se clausurará con la firma de un llamamiento a la paz por parte de los líderes de todas las religiones. La ciudadela de San Francisco impone en estas horas notables medidas de seguridad para garantizar un encuentro pacífico, sin riesgos ni acciones del terrorismo.

Tres décadas. Este año la cumbre interreligiosa cumple tres décadas desde la Jornada Mundial de Oración impulsada por Juan Pablo II en 1986, también en Asís.

Desde entonces, ese espíritu de cooperación entre los representantes de diversas religiones y del mundo de la cultura, se ha repetido cada año para tratar de hacer una contribución, con la oración y el diálogo a los numerosos conflictos del mundo. "Después de los ataques en Francia, Siria y Pakistán, la respuesta al nuevo terror es esta cita de Asís y el espíritu fraternal que emana, capaz de desarmar a los corazones de los hombres", indicaron los organizadores.