INTERNACIONAL LLAMADO


Francisco quiere “laicos que se ensucien las manos”

“La Iglesia necesita laicos que se arriesguen, que no tengan miedo de errar”, dijo el Papa al recibir a los participantes de una asamblea. También advirtió que la mayoría de los matrimonios católicos “son nulos”.


Foto:AFP

ANSA /AFP
Ciudad del Vaticano
El papa Francisco subrayó ayer que la Iglesia necesita “laicos que se arriesguen, que se ensucien las manos, que no tengan miedo de errar, que vayan hacia delante”.
El Pontífice recibió en audiencia a los participantes de la asamblea plenaria del Pontificio Consejo para los Laicos, en la Sala Clementina del Vaticano.
“Tenemos necesidad de laicos bien formados, animados por una fe franca y clara, cuya vida esté tocada por el encuentro personal con el amor de Jesucristo. Tenemos necesidad de laicos con visión de futuro, no cerrados en las pequeñeces de la vida”, insistió.

Cambios. “El Pontificio Consejo”, anunció, “asumirá una nueva fisonomía. Es la conclusión de una etapa importante y la apertura de una nueva para el dicasterio de la curia romana que acompañó la vida, la maduración y las transformaciones del laicado católico desde el Concilio Vaticano II hasta hoy”.
Francisco recorrió la historia y las realizaciones del dicasterio –entre ellas las Jornadas Mundiales de la Juventud–, nacido por voluntad del Concilio para “impulsar a los fieles laicos a involucrarse cada vez más y mejor en la misión evangelizadora de la Iglesia”.
Instituido por Paulo VI, que no dudó en definirlo como “uno de los mejores frutos del Concilio Vaticano II”, Francisco explicó que “a la luz de este camino recorrido, es tiempo de mirar nuevamente con esperanza al futuro”.
“Queda todavía mucho por hacer, ampliando los horizontes y recogiendo los nuevos desafíos que la realidad nos presenta”, destacó. “Y de aquí nace el proyecto de reforma de la curia, en particular la unificación de vuestro dicasterio con el Pontificio Consejo para la Familia en conexión con la Academia para la Vida”, explicó el Papa.

Matrimonios nulos. Por otra parte, en una audiencia previa sostenida el jueves por la noche, Francisco afirmó que “la mayoría” de los matrimonios católicos son nulos por haberse contraído entre jóvenes que no comprenden el sentido de este compromiso eterno.
“La mayoría de los matrimonios sacramentales son nulos, porque los jóvenes dicen ‘sí, para toda la vida’, pero no saben lo que esto significa”, comentó el Pontífice el jueves en la Basílica de San Juan de Letrán, según sus declaraciones recogidas por la agencia especializada en el Vaticano, I.Media.
Los jóvenes “no saben lo que dicen porque tienen otra cultura, tienen buena voluntad pero no son conscientes”, insistió durante una charla informal con fieles y sacerdotes.
El Papa aludió ya varias veces a la posible nulidad de matrimonios contraídos de manera precipitada, sin preparación, porque la novia está embarazada o porque sueña con el vestido y la fiesta.
El servicio de prensa del Vaticano, tras publicar estas declaraciones literales, intentó rectificarlas y sostuvo que el Papa hablaba de una “parte” y no de una “mayoría” de matrimonios nulos.



Redacción de Perfil.com