INTERNACIONAL EN UNA ENTREVISTA

Habló el creador de la 'Ballena Azul': "Estaba limpiando la sociedad"

Philipp Budeikin, de 21 años, explicó los motivos que lo llevaron a crear el "juego" que empuja a los jóvenes al suicidio.

Philipp Budeikin.
Philipp Budeikin. Foto:Gentileza: Sledcom.ru

Philipp Budeikin, el joven ruso creador del juego denominado la "Ballena Azul", que induce a los jóvenes al suicidio, habló en una entrevista con un medio de su país y aseguró: "Estaba limpiando nuestra sociedad".

Budeikin, de 21 años, fue detenido el 15 de noviembre del 2016. Estudió psicología, pero al tercer año fue expulsado de la universidad. Consultado por el medio ruso Saint Peterburg.ru, el chico reconoció que su intención al dar origen al juego fue "realmente" incentivar a los adolescentes al suicidio.

"Les di lo que no tienen en la vida real: calidez, comprensión y comunicación”, detalló. 

En la misma nota, explicó que dividió a las personas que participaban en dos grupos: gente y “residuos biodegradables”. “Ellos (estos últimos) son los que no tienen ningún valor para la sociedad, o solo le harán daño. Estaba limpiando nuestra sociedad de tales personas", reconoció.

Budeikin relató que este “juego” inició en el 2013 con el “F57”, uno de los nombres del “grupo de la muerte” de la red social VKontakte, parecido al Facebook. “Pensé a través del concepto del proyecto, los niveles y etapas específicas. Fue necesario separar la normal a partir de residuos biodegradables”, completó.

Al joven, se lo acusa de haber creado ocho comunidades virtuales que defendían abiertamente el suicidio, según consignan en el portal que publicó el testimonio del hombre. 

En qué consiste el juego de la Ballena Azul ("Blue Whale" ). Los niños y adolescentes son "invitados" a superar una prueba por día durante cincuenta días. Para ello existen los llamados "tutores en línea", que utilizan perfiles falsos en Facebook y reparten mensajes con los determinados desafíos por medio de esa red social o a través de WhatsApp en grupos cerrados. 

Algunos "desafíos" obligan a los chicos despertarse de madrugada a mirar videos de terror, cortarse el brazo con una navaja o acercarse al borde de un precipicio. La última demostración que deben hacer consiste en suicidarse al saltar desde un balcón. 

Todas las demostraciones deben hacerse en el mismo horario: las 4:20 de la madrugada y, si bien los participantes no tienen relación con estos "tutores", una vez que cumplen cada prueba deben enviar fotografías que lo certifiquen.