INTERNACIONAL PRIMARIAS EN NEVADA

Hillary gana el primer duelo demócrata por el voto latino

Derrotó ayer a Sanders en un estado con fuerte identidad hispana. Trump era favorito en la interna republicana en Carolina del Sur.

Foto:AFP

Agencias
Washington
En el primer duelo demócrata por el primer voto latino, Hillary Clinton hizo valer sus años de trabajo en el terreno frente al súbito ascenso de Bernie Sanders. La ex secretaria de Estado se impuso ayer en los caucus de su partido en Nevada, un estado con fuerte presencia hispana, en la tercera etapa de las primarias para elegir a los candidatos a la Casa Blanca.
“A todos los que acudieron en cada esquina de Nevada con determinación y corazón: ésta es su victoria. Gracias”, escribió Clinton en su cuenta de Twitter, poco después de que las cadenas Fox News y NBC News le otorgaran la victoria. Con dos tercios de los votos contabilizados, Clinton iba adelante con el 52,2% de los sufragios frente al 47,7% para el veterano senador de Vermont.
La ex primera dama necesitaba esta victoria para levantar la moral de sus seguidores, luego de la rotunda derrota en New Hampshire que le propinó Sanders, cuyo mensaje antiestablishment ha calado hondo entre los jóvenes demócratas. Antes de eso, Clinton había obtenido una muy ajustada victoria en Iowa, el estado que inauguró las primarias hacia las presidenciales de noviembre.
Nevada fue el primer test demócrata para medir las preferencias de los votantes no blancos. La mitad de su población no es blanca: tiene 28% de latinos, 9% de negros y 8% de asiáticos. Entre los votantes demócratas, el 17,2% son latinos, frente al 2,2% en Iowa. Nevada representa al lejano suroeste estadounidense, de fuerte identidad hispana y cierto rechazo hacia Washington. Esta fue, a fin de cuentas, la primera batalla entre los precandidatos demócratas por el voto latino, que a nivel nacional abarca a cincuenta millones de personas y que es capaz de definir la elección.

Trump también sube. Ayer también se disputaron las internas republicanas en Carolina del Sur. Al cierre de esta edición, el acceso a las urnas seguía abierto. El magnate ultraconservador Donald Trump partía como favorito en todas las encuestas. De los 17 precandidatos republicanos que comenzaron la competencia, seis se mantienen en pie, sobrevivientes de las primarias en Iowa y New Hampshire.
Una victoria clara en Carolina del Sur consolidaría la posición de favorito de Trump para ganar la investidura del Partido Republicano. Pero le pisa los talones el ganador de Iowa, el senador Ted Cruz, el conservador preferido por la derecha cristiana evangélica, que da por descontado seguir en carrera más allá del resultado en Carolina del Sur.
Los demás candidatos peleaban ayer por un decoroso segundo o tercer puesto. Para el senador Marco Rubio, hijo de inmigrantes cubanos, entrar en el podio sería casi una victoria, ya que le daría argumentos para no dar por terminada su campaña. A partir de ahora, cada derrota en un estado puede ser definitiva



Redacción de Perfil.com