INTERNACIONAL CLINTON EN PROBLEMAS


Hillary, interrogada durante tres horas por el FBI por el escándalo de los mails

La precandidata demócrata aseguró que su presentación fue voluntaria. El uso de su correo privado para tratar temas de seguridad nacional pone en peligro su campaña.


Foto:cedoc

El lunes pasado, Bill Clinton mantuvo una reunión personal con la fiscal general estadounidense Loretta Lynch. Fue un hecho muy comentado en una campaña en la que la candidata demócrata busca cometer la menor cantidad posible de errores en su camino a la presidencia. Más allá de los comentarios y rumores que hubo sobre el encuentro, ayer hubo una constatación de lo que pudo tratatarse en la entrevista: la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, se entrevistó ayer “de manera voluntaria” con el FBI durante tres horas y media para responder a las preguntas de los agentes sobre el uso de su correo privado para asuntos de interés nacional mientras era secretaria de Estado, entre 2009 y 2013.
La también ex primera dama y ex senadora “dio una entrevista voluntaria acerca de su correo electrónico mientras fue secretaria de Estado”, según indicó su vocero, Nick Merrill, en un breve comunicado sobre el encuentro, que según la campaña de Clinton duró aproximadamente tres horas y media y tuvo lugar en la sede del FBI en Washington DC.
La misma fuente indicó que Clinton “se complace por haber tenido la oportunidad de asistir al Departamento de Justicia para que esta revisión lleve a una conclusión” y “por respeto a los procesos de investigación, no hará más comentarios” sobre ese interrogatorio.

Reconocimiento. La polémica por los correos electrónicos se desató a comienzos de 2015, cuando los medios estadounidenses revelaron que, durante sus cuatro años en el Departamento de Estado, Clinton usó en todo momento una cuenta personal para sus comunicaciones, con un servidor privado. El Partido Republicano cuestionó en varias oportunidades a Hillary, al sostener que había puesto en peligro la seguridad nacional.
Clinton reconoció entonces que habría sido “más inteligente” usar una cuenta oficial y entregó 55 mil páginas de correos electrónicos de esa etapa al Departamento de Estado para su publicación, pero el caso generó interrogantes sobre si trató indebidamente información clasificada del gobierno al usar su cuenta personal.
El Departamento de Estado identificó alrededor de 2.100 correos electrónicos del servidor de Clinton con información confidencial, aunque ha asegurado que muchos de ellos no se consideraron clasificados en el momento de su envío, sino que han sido etiquetados como tales durante la revisión actual de los mails.

Negativa. No obstante, el asunto de los correos agitó de nuevo esta semana la campaña electoral en los Estados Unidos después de un controvertido encuentro entre el ex presidente Bill Clinton y la fiscal general Loretta Lynch.La procuradora aseguró que la conversación se centró en los nietos del matrimonio Clinton y que, en ningún momento, surgió el tema de los correos electrónicos . La fiscal general hizo hincapié en que se dedicará únicamente a revisar el informe final, dado que Lynch fue nombrada por el actual presidente norteamericano, Barack Obama, y anteriormente fue nominada por Bill Clinton para la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York.



Redacción de Perfil.com