INTERNACIONAL EN EL PORTAAVIONES CHARLES DE GAULLE

Hollande, con las tropas que atacan a EI en la costa siria

El presidente francés visitó la operación francesa que coordina los bombardeos a posiciones terroristas en Siria e Irak.

Foto:Cedoc Perfil

Agencias
Confirmando una vez más el giro dramático que le ha dado a su presidencia desde los atentados de París el 13 de noviembre, François Hollande se convirtió ayer en el primer presidente francés que visita  el portaaviones Charles de Gaulle mientras se encuentra lejos de su base, en Toulon.
La gigantesca embarcación, de la que diariamente despegan los aviones Rafale y Super Etendard que bombardean posiciones de Estado Islámico (EI) en Siria, está desplegado actualmente en el Mediterráneo oriental y en breve se trasladará al golfo Pérsico.
“Dentro de unos días se trasladarán a una nueva zona de despliegue y tendrán la responsabilidad del mando de nuestros aliados en el marco de la coalición”, dijo Hollande en un discurso ante la tripulación del buque, de unas 2 mil personas.
En el golfo, el Charles de Gaulle tomará el relevo de un portaaviones estadounidense para hacerse cargo de la coordinación de las naves desplegadas en la zona.
Esta nueva misión del buque francés se extenderá hasta marzo, precisó el jefe de Estado, a quien acompañaba el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Multiplicar. El único portaaviones de la marina francesa, que entró en servicio en mayo de 2001, navega en una zona entre el sur de Turquía y el norte de Egipto. Su llegada al área “multiplicó por tres la capacidad francesa en los bombardeos contra Dáesh (acrónimo árabe de EI) en Siria y en Irak”, recordó un asesor del presidente.
Es la primera vez que un mandatario francés visita el buque mientras éste se encuentra en misión, lejos de su base de Toulon, en el sudeste de Francia. También es la primera vez que Hollande viaja al escenario de las operaciones francesas contra  EI. En diciembre de 2013 estuvo en la República Centroafricana, cinco días después del inicio de la operación francesa Sangaris en el país.
La intervención del Charles de Gaulle fue anunciada el 5 de noviembre por la presidencia francesa. Zarpó de Toulon el 18 de noviembre, cinco días después de los atentados yihadistas que causaron 130 muertos en París, y realizó sus primeros bombardeos en Siria el 23 de ese mes.

Trampa. Un periodista francés que estuvo en poder de los yihadistas dijo que la intensificación de los ataques aéreos en Siria arriesga poner a las personas en manos de extremistas islámicos. Nicolas Henin, quien estuvo detenido durante diez meses, describió los ataques como una “trampa”.
El gobierno francés aumentó los ataques aéreos después de los mortíferos atentados del 13 de noviembre de París, y en esta semana se le unió Gran Bretaña. Alemania votó el viernes a favor de ayudar en la lucha contra el grupo Estado Islámico con una participación no combativa.
Henin dijo que con los bombardeos se corre el riesgo de arrojar al pueblo sirio a los brazos de los milicianos de  EI, quienes, según reveló, se anuncian como el único grupo capaz de protegerlos.
“Es contraproducente intensificar los ataques. No podemos avanzar. Tampoco podemos detenerlos, hacer que retrocedan. Esa es la definición de una trampa”.


Redacción de Perfil.com


Temas: