INTERNACIONAL MOVIMIENTO PRO DEMOCRACIA

Hong Kong: aumenta la tensión con los estudiantes

Denunciaron el ataque de grupos de delincuentes al servicio del gobierno de Beijing. Los jóvenes reclaman la renuncia del jefe del gobierno local, designado por China, y que se pueda elegir libremente a su sucesor.

Foto:AFP

agencias
Hong Kong

Los representantes de los cientos de miles de estudiantes que desde hace seis días ocupan las calles del centro de Hong Kong suspendieron ayer el diálogo con el gobierno local, luego de que “ciudadanos cansados de las protestas”, a los que acusan de ser en realidad delincuentes comunes al servicio del gobierno de Beijing, atacaron a los manifestantes en algunos de los barrios más populosos de la ciudad.

La Federación de Estudiantes tenía previsto reunirse con la número dos del gobierno local, Carrie Lam, pero suspendió el diálogo luego de los ataques, que en algunos casos alcanzaron también a periodistas y turistas.

“No tenemos otra opción (que suspender el diálogo), dado que la policía ha cerrado los ojos” ante las agresiones contra los manifestantes, afirma un comunicado de la federación. Los atacantes, que afirmaban ser “defensores de Beijing” o “ciudadanos cansados de las protestas”, agredieron a manifestantes sin que la policía inverviniera, según las denuncias de los estudiantes, comprobadas por corresponsales de la prensa extranjera en el lugar.

Incertidumbre. La ruptura del diálogo con el Gobierno por parte de los estudiantes de Hong Kong deja en la incertidumbre la búsqueda de una solución negociada a las protestas pro democráticas que reclaman, entre otras cosas, la renuncia del jefe de gobierno local, Leung Chun-ying, que ya anunció que no lo hará. “No dimitiré porque tengo que seguir realizando el trabajo”, declaró Leung en rueda de prensa el jueves, aunque sí aceptó abrir un diálogo con los manifestantes, el mismo que ahora quedó interrumpido.

Los manifestantes consideran al jefe del gobierno local una marioneta de Beijing, que manifestó su apoyo al líder hongkonés. “El gobierno central sigue apoyando de forma firme” a la administración de Leung Chun-ying, y “la gestión de estas actividades ilegales por parte de la policía del territorio, en el marco de la ley”, escribió el jueves en su portada el Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista chino.

La campaña de desobediencia civil que se gestaba desde hace semanas en Hong Kong se intensificó brutalmente el domingo, cuando la policía cargó con violencia y lanzó gases lacrimógenosa a los manifestantes, y desde ese día decenas de miles de personas, en su mayoría jóvenes, han salido a la calle.

Demandas. Los manifestantes denuncian una intromisión creciente de Beijing, reclaman un sufragio universal sin condicionamientos y rechazan que en las elecciones de 2017 las autoridades chinas mantengan el control sobre los candidatos a jefe del gobierno local, como han anunciado.

A 25 años de la masacre de Tiananmen, la brutal represión de un movimiento estudiantil en Beijing que dejó un número aún sin determinar de muertos, el gobierno chino trata por todos los medios de evitar la propagación de una ola pro democrática en el país. El Partido Comunista endureció como nunca antes la censura sobre las redes sociales y presenta al movimiento hongkonés como un grupo de “extremistas” que viola la ley.


Redacción de Perfil.com


Temas: