INTERNACIONAL


Impactantes videos | La Policía balea a dos afroamericanos

Los casos de violencia racial ocurrieron con un día de diferencia. Philando Castile tenía de 32 años y Alton Sterling 37.


Foto:Captura

La violencia racial parece no detenerse en Estados Unidos. Philando Castile, un afroamericano de 32 años, fue baleado durante un control policial y luego murió en el hospital, mientras que Alton Sterling de 37 perdió la vida en un confuso episodio, también a manos de efectivos.

Castile, un afroamericano de 32 años, murió el miércoles en el hospital en Falcon Heights, en Minnesota, a causa de varios disparos recibidos por la Policía durante un control de tráfico, según consignó el diario Minneapolis StarTribune.

La novia de la víctima, que permaneció sentada en el auto, transmitió en vivo lo ocurrido tras los disparos a través de la aplicación Facebook Live. Las imágenes muestran a su pareja llena de sangre en el asiento del conductor y un agente con un arma delante de la ventana. La mujer explica que los hicieron detenerse por un defecto en la luz trasera del vehículo.

"Dios mío, no me digan que se ha muerto, no me digan que mi novio se ha ido así... Le han pegado cuatro tiros, señor", dice la joven en el video. En su perfil de la red social explicó que su novio buscaba sus documentos cuando recibió el disparo y que además tenía licencia para portar un arma.

La Policía, por su parte, dijo que el incidente es investigado y reveló que en el lugar de los hechos se encontró un revólver.

El segundo caso se registró el martes en Louisiana. Sterling,  un hombre de 37 años, vendía discos afuera de un local comercial, con el permiso del dueño cuando se registraron los incidentes. Según sostiene la fuerza policial, recibieron una denuncia anónima de una persona que aseguraba haber sido amenazada por vun hombre armado. 

El video difundido en las últimas horas en redes sociales deja a la vista el accionar de los uniformados, quienes sujetan al la víctima en el suelo y uno de ellos le dispara seis veces a quemarropa y mientras éste agoniza, el otro oficial le saca algo del bolsillo de los pantalones.
 
El gobernador de Lousiana, John Bel Edwards, anunció que el caso será investigada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. "Tenemos plena confianza en que este asunto será investigado plena, imparcial y profesionalmente, y voy a exigir que sea conducido de esa manera", manifestó en una rueda de prensa.

En reacción a los casos de violencia contra afroamericanos, cientos de personas se reunieron en una vigilia el miércoles,  cerca del lugar donde Sterling fue baleado.



Redacción de Perfil.com