INTERNACIONAL PROVOCO 28 MUERTOS


Indignación por el bombardeo a un campo de desplazados en Siria

La ONU calificó como “crimen de guerra” el ataque, por el que se acusan mutuamente el gobierno de Damasco y los yihadistas.


Foto:AFP

Agencias
La ONU calificó ayer de “crimen de guerra” los bombardeos contra un campo de refugiados en Siria, que causaron 28 muertos, entre  ellos varios niños, e indignaron a la comunidad internacional.
En este país sumido en un sangriento conflicto desde hace cinco años, al menos 73 personas murieron en 24 horas en una batalla entre las fuerzas del gobierno de Bashar al Assad y el Frente Al Nusra, brazo sirio de Al Qaeda, en una zona situada al sur de Alepo, indicó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Negativa. El jueves por la noche, el menos 28 civiles, entre ellos varios niños, murieron en ataques probablemente aéreos contra un campo de desplazados que huían de los combates en la provincia de Idleb, en el noroeste del país.
No se sabe aún quién está detrás de estos bombardeos, cerca de la ciudad de Sarmada, fronteriza con Turquía. Aviones del régimen, de Rusia y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos surcan el cielo sirio.
El gobierno negó ayer cualquier implicación y acusó  a los rebeldes de lanzar “ataques contra objetivos civiles” para luego poder acusar a Damasco. Sin embargo los rebeldes carecen de aviones.
Rusia aseguró también que ningún avión ruso o sirio sobrevoló el jueves la zona donde está el campo.
“Ninguna nave rusa u otra sobrevoló” esa zona, aseguró el portavoz del ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov, quien añadió que el campo pudo ser víctima de un ataque “premeditado o accidental de artillería” de los yihadistas del Frente Al Nosra, que rechazaron la acusación.

Crimen. Estos bombardeos son un “crimen de guerra”, dijo ayer el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. “Estos campamentos están en este lugar desde hace varias semanas y pueden verse fácilmente desde el cielo, así que es extremadamente improbable que sean accidentales. Es mucho más probable que sean deliberados y constituyan un crimen de guerra”, afirmó Zeid Ra’ad al-Hussein en un comunicado.



Redacción de Perfil.com