INTERNACIONAL CON APOYO RUSO


Irán puso en marcha la construcción de dos reactores nucleares

Irán y Rusia iniciaron ayer la construcción de dos nuevos reactores nucleares en la planta de Bushehr, su primera iniciativa en este campo luego del histórico acuerdo alcanzado con la comunidad internacional por el que se comprometió a tener un desarrollo nuclear pacífico.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com
Foto:Perfil.com
Irán y Rusia iniciaron ayer la construcción de dos nuevos reactores nucleares en la planta de Bushehr, su primera iniciativa en este campo luego del histórico acuerdo alcanzado con la comunidad internacional por el que se comprometió a tener un desarrollo nuclear pacífico.
Representantes del gobierno iraní y del consorcio nuclear ruso Rosatom pusieron la primera piedra en la ciudad del sur del país a orillas del golfo Pérsico.
Mahmud Jafari, responsable del proyecto en la central nuclear de Bushehr, precisó que los trabajos de construcción de estos dos reactores de mil megavatios cada uno durarán dies años y tendrán un costo de alrededor de 10 mil millones de dólares.

Cuando los reactores estén operativos “ahorraremos 11 millones de barriles de petróleo anuales y evitaremos la emisión de siete millones de toneladas de gases de efecto invernadero”, afirmó Jafari.
Unos 8 mil trabajadores participarán en la construcción dirigida en conjunto por la agencia federal de la energía atómica rusa Rosatom y la empresa iraní de desarrollo y producción nuclear NPPD.
Pese a ser uno de los principales productores mundiales, la República Islámica de Irán busca reducir su dependencia del petróleo y el gas, y prevé construir en el futuro una veintena de reactores, nueve de ellos con ayuda de Rusia.
Irán sólo posee hasta ahora un reactor nuclear de mil megavatios en Bushehr, construido por Rusia y que entró en funcionamiento en 2011.

Colaboración. Presente en la ceremonia de inicio de la construcción, el director de Rosatom, Serguei Kirienko, afirmó que la construcción de estos nuevos reactores era “la contribución práctica de Rosatom a la expansión de la cooperación ruso-iraní”.
Es también “una etapa esencial para reforzar la posición de Rusia en el mercado internacional de la tecnología nuclear pacífica en una región tan prometedora como Oriente Medio”, dijo.

En julio de 2015 en Viena, Irán alcanzó con las grandes potencias un acuerdo destinado a garantizar la naturaleza estrictamente pacífica de sus actividades nucleares a cambio de un levantamiento de las sanciones internacionales.
El acuerdo que puso fin a años de disputa nuclear contempla, entre otras cosas, la reducción del alcance del programa nuclear de Teherán y el control de sus proyectos para evitar el desarrollo de armas nucleares.
El vicepresidente iraní, Ali Akbar Salehi, considera el proyecto un punto de inflexión de la política nuclear iraní, e insistió en que los fines que persigue su país son meramente pacíficos, por lo que no habría motivo para la preocupación.

afp / dpa