INTERNACIONAL CAZA DE BRUJAS CHAVISTA

La Constituyente removió a la fiscal general Ortega Díaz

Militares impidieron el acceso de la funcionaria a la sede del Ministerio Público. “Esto es una dictadura”, denunció, tras ser desplazada. Investigaba violaciones a los derechos humanos y la actividad de Odebrecht.

Asedio. La abogada, el último obstáculo del gobierno, no pudo ingresar a la Fiscalía y denunció una “agresión” de los militares. Se fue en moto, escoltada por seguidores.
Asedio. La abogada, el último obstáculo del gobierno, no pudo ingresar a la Fiscalía y denunció una “agresión” de los militares. Se fue en moto, escoltada por seguidores. Foto:AFP
La primera decisión de la Asamblea Nacional Constituyente fue remover la última piedra en el camino que obstaculizaba al chavismo. En su sesión inaugural, destituyó a la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien se rebeló contra el presidente Nicolás Maduro y denunció la “ruptura del orden constitucional”. Minutos antes, la funcionaria había sido suspendida de su cargo por el oficialista Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que la enjuiciará por presuntas irregularidades.

Ortega Díaz será sustituida por el defensor del pueblo, Tarek William Saab, conocido también como “el poeta de la Revolución”. Saab embistió en los últimos meses contra la fiscal general, a la que propuso someter al polígrafo, medida que fue rechazada por ella, que argumentó que suponía una violación a sus derechos humanos.

Diosdado Cabello, uno de los más poderosos dirigentes del chavismo y de la Constituyente, propuso separarla del cargo definitivamente. “Ante el inexorable vacío que existe allí en este momento, propongo que sea removida de su cargo la señora Luisa Ortega Díaz. Aquí no es un linchamiento personal, político, sino cumplir con la ley”, justificó la decisión.

Ortega Díaz denunció más temprano que militares de la Guardia Nacional impidieron su entrada a la sede del Ministerio Público. “Esto es una dictadura, el atropello que se está viviendo en Venezuela, la represión, no solamente que están deteniendo arbitrariamente a las personas, sino que las procesan con justicia militar. Ahora no dejan entrar a la fiscal general a la sede principal”, afirmó ante la prensa.
“Yo no temo por mi puesto, temo por mi país”, agregó, minutos antes de partir rápidamente en una moto con escoltas. Además, denunció que fue agredida por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes la habrían empujado con sus escudos para impedirle el acceso a la sede del Ministerio Público. Según Ortega Díaz, la removieron porque el gobierno de Nicolás Maduro quiere esconder los escándalos de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Ortega Díaz, simpatizante por años del ex presidente Hugo Chávez pero divorciada del oficialismo hace unos meses, investigaba a varios miembros de la fuerza pública por abrir fuego contra los manifestantes alzados contra el gobierno desde abril en protestas que dejaron 121 muertos, casi 2 mil heridos y más de 500 detenidos. También pidió investigar un supuesto fraude durante la elección de la Constituyente.

Condena.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, condenó ayer el asedio de militares a la sede de la fiscalía general y denunció una “agresión” contra su titular y una “flagrante violación” del gobierno. “Exigimos respeto a medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, escribió en su cuenta de Twitter. Ese organismo había otorgado el viernes medidas de protección para Ortega y su familia, por considerar que su vida e integridad estaban en peligro.
Con la destitución de la fiscal general, la Asamblea Constituyente demostró que irá tras los disidentes, tal como había advertido el presidente Nicolás Maduro. “Hay personas que han hecho uso abusivo de la inmunidad parlamentaria... para encender un país, para incendiarlo”, disparó Cabello, al referirse a los congresistas opositores, que lideran las protestas callejeras. n

Agencias