INTERNACIONAL NUEVOS DATOS ECONOMICOS


La desocupación se disparó hasta 10,9% y agrava la crisis

En un año, tres millones de brasileños se quedaron sin trabajo y la inflación llegó a los dos dígitos. La economía no da tregua al gobierno.


Foto:Cedoc Perfil y fotos publicas

Agencias
Brasilia
La desocupación en Brasil subió al 10,9% en el primer trimestre del 2016 y alcanza a 11,1 millones de personas, informó ayer el ente estatal de estadísticas, en un nuevo reflejo de la crisis que golpea a la mayor economía latinoamericana y que se despliega como telón de fondo de la otra crisis, la política, que amenaza la estabilidad del gobierno de Dilma Rousseff.
La cifra de este año representa tres puntos porcentuales por encima del nivel que había registrado entre enero y marzo de 2015 (7,9%) y 1,9 puntos más que el de octubre-diciembre (9%), según los datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE, estatal).
El estudio se realiza sobre trimestres “móviles” y considera desempleado al ciudadano que procuró y no encontró trabajo en los últimos 30 días.

Millones. “La población de-socupada (11,1 millones de personas), supera en 22,1% más (dos millones de personas) a la observada entre octubre y diciembre de 2015. En la comparación con igual trimestre del año pasado, la estimación subió 39,8%, significando un aumento de 3,2 millones de personas desocupadas de la fuerza laboral”, dijo el IBGE en un comunicado.
La industria fue el sector que perdió más empleados, con 1,4 millones en los últimos doce meses. La tasa de desempleo refleja la dura crisis que atraviesa Brasil, que dejó a una de las mayores economías globales en la antesala de su peor recesión en un siglo y alimentó una lucha política que dejó a la presidenta Dilma Rousseff al borde de una eventual destitución, acusada de manipular las cuentas públicas.
El PIB brasileño se contrajo 3,8% en 2015 y proyecta una caída de similar magnitud para el año en curso.

Juegos. El crecimiento de la desocupación es un dato de alta sensibilidad para el país que realizará los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro, a partir del 5 de agosto. Su evolución desde el cierre del 2015, que fue de 9%, muestra el agravamiento del problema. En el trimestre móvil siguiente, de noviembre de 2015 a enero de este año, alcanzó 9,5%; mientras que en el de diciembre a febrero subió a 10,2% y en el dato de ayer subió a 10,9%, según los datos provistos públicamente por el IBGE.



Redacción de Perfil.com