INTERNACIONAL ES TITULAR DEL SENADO

La hija de Allende no descarta buscar la presidencia de Chile

Isabel, dirigente socialista, hija del ex mandatario y prima de la escritora homónima, evalúa la posibilidad de ser candidata de la alianza de centroizquierda para suceder a Michelle Bachelet.

Foto:Cedoc Perfil

Agencias
Santiago de Chile
Por primera vez, Isabel Allende –la hija del ex presidente de Chile– admitió ayer que no descarta postularse a la presidencia en el futuro. “No niego que hay gente que me para en la calle y me dice: ‘Qué emoción, cómo nos gustaría, debería llegar un Allende a La Moneda –contó la actual presidenta del Senado en una entrevista con el diario El Mercurio–. Es un sentimiento espontáneo y natural de un cierto sector que así lo vive”.
Al respecto, la hija del ex presidente socialista dijo que “el tiempo dirá qué es lo que sucede” y agregó que “lo peor de estas cosas es marearse, precipitarse, y creo que también la gente percibe eso”. Allende es la figura con mejor imagen en las encuestas luego de la presidenta Michelle Bachelet, cuyo mandato termina en marzo de 2018.
Isabel Allende (homónima de la famosa escritora, quien es su prima) es la primera líder mujer del Senado en la historia de Chile y una de las personalidades más destacadas del gobierno de Bachelet. En su opinión, el liderazgo político femenino no se agotará con la actual mandataria. “Estoy absolutamente convencida de que Michelle abrió un camino, lo mismo que ocurrió en la presidencia del Senado”, aseveró.
“Yo creo que en este país no tenemos por qué decir ‘ya se dieron el gusto, ya tuvimos una presidenta mujer y ya con eso cerramos la puerta y para qué más’. No. Creo que ella (Bachelet) deja abiertas las perspectivas y eso es bien interesante”, reivindicó Allende, frente a un escenario político dominado todavía por hombres.
Para la presidenta del Senado, a quien también se le menciona como carta para presidir el Partido Socialista (opción que no descarta), Chile está “recorriendo un camino” con la reforma tributaria y educacional promulgada por Bachelet, cuyos frutos “se disfrutarán mucho después de los cuatro años”.
A su juicio, para el PS el “desafío es un mayor diálogo con la ciudadanía, más apertura con los temas que están en la calle; de pronto los partidos están mucho más atrasados de lo que la propia gente siente o piensa”. Aunque su período en la cámara Alta vence en marzo próximo, Allende espera que en las siguientes legislaturas “vuelva a haber una presidenta del Senado”.

Sorpresa. En agosto, una encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) situó a Allende en el tercer lugar entre los políticos mejor evaluados por la gente, con un 45% de aprobación, sólo superada por la presidenta Bachelet y por Andrés Velasco, ex ministro de la primera gestión de la mandataria y que también pertenece al mismo espacio político, Nueva Mayoría, de centro-izquierda.
“Me vi completamente sorprendida. A mí me llamó el ministro portavoz Alvaro Elizalde y me dijo: ‘quiero felicitarte, estamos muy orgullosos’, y yo no sabía de qué estaba hablando. No tenía idea”, aseguró en ese momento la titular del Senado.
Allende recordó que “es la primera vez que me ponen en una medición, entonces me quedé muy sorprendida y estoy contenta. Son muchos años entregados a la actividad parlamentaria, muchos años en la época de la dictadura luchando por levantar una voz, haciendo denuncias”, añadió.
Según analistas, el primer paso de Isabel Allende hacia La Moneda podría ser buscar la presidencia del Partido Socialista.


Redacción de Perfil.com


Temas: