INTERNACIONAL ¿NACE UNA DICTADORA?

La joven hermana de Kim es el nuevo enigma norcoreano

Yo-jong tiene 27 años y es la menor de la dinastía gobernante. Los expertos creen que Pyongyang comenzó a foguearla para suceder a Jong-un, que sigue sin aparecer.

Foto:Cedoc

¿Una joven de 27 años al frente de una potencia bélica y de un régimen totalitario y marcial? En Corea del Norte todo es posible. La prolongada ausencia del “Querido Líder” Kim Jong-un, que no se muestra en público desde hace más de un mes, ha desatado especulaciones de todo tipo sobre los motivos de su desaparición. Pero los observadores y especialistas tienen al menos una certeza: a falta de Kim, Pyonyang comenzó a foguear a su hermana menor, la misteriosa Yo-jong.

Kim no aparece en público desde el 3 de septiembre. Se esperaba que el viernes protagonizara el acto por el aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores, pero también faltó. Se rumorea que está enfermo de diabetes, que sufre gota e incluso que tiene problemas en los tobillos por usar tacos para lucir más alto. No hay forma de saberlo con exactitud: desde los tiempos de su abuelo Kim Il-sung y de su padre, Kim Jong-il, la salud del líder nacional ha sido secreto de Estado en el hermético régimen norcoreano.

Cuando la joven Yo-jong –de 26 o 27 años, según distintas versiones– fue presentada en sociedad en marzo como una prominente funcionaria del Comité Central del Partido, los analistas especularon con que algún día podría convertirse en la mujer más poderosa de Corea del Norte. Ahora, con su hermano ausente y en teoría enfermo, parece haberle llegado la hora.

Este año la muchacha comenzó a aparecer por primera vez en eventos públicos del Partido. Y hay quienes creen que la menor de los Kim asumió temporalmente algunas o todas las funciones de liderazgo en el gobierno.

“Está claro que es un esfuerzo por transformarla poco a poco en un personaje importante dentro del sistema”, dijo a la cadena CNN el analista Víctor Cha, ex encargado de los estudios sobre Corea del Norte en el Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. “Es muy difícil que el sistema norcoreano funcione sin que haya un miembro de la familia Kim a cargo, al menos nominalmente: si Kim Jong-un está indispuesto, ella es la única figura con filiación directa con Kim que está disponible”, agregó.

Desde ese punto de vista, la presencia de Yo-jong tendría como único objetivo dotar al régimen de la legitimidad del apellido Kim, mientras en realidad gobierna la casta militar que controló el país en las últimas décadas. No es la primera vez que tal cosa ocurre: los Kim coparon todas las estructuras del Estado con familiares de máxima confianza que sirven como contrapeso al poder del funcionariado castrense.

Se cree que la joven nació en 1987 o 1988 y estudió en una escuela privada en Suiza junto a su hermano mayor. Ambos vivían en la embajada norcoreana y usaban nombres falsos para evitar a la prensa internacional. Yo-jong es la menor de los siete hijos que Kim Jong-il tuvo con cuatro mujeres, aunque Jong-un y ella pertenecen a la misma madre.

Apenas regresó del exterior, el gobierno le asignó tareas consideradas vitales, como la inspección previa de los sitios donde suele reunirse la plana mayor del Partido. En los últimos meses, Yo-jong mantuvo esas responsabilidades y sumó otras nuevas: se encarga de asuntos políticos y analiza informes de inteligencia. Como una verdadera y auténtica Kim.



Facundo F. Barrio