INTERNACIONAL EFECTO POST ELECCIONES

La lucha por la presidencia sume a España en una parálisis inédita

Aún no se formaron gobiernos en miles de ayuntamientos y trece comunidades. Podemos y Ciudadanos, claves para salir de la crisis.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

España vive una parálisis política inédita en su historia reciente. Las elecciones del 24 de mayo sentenciaron el fin del bipartidismo y configuraron un país fragmentado y sin mayorías absolutas. Por eso, miles de ayuntamientos y trece comunidades autonómicas aún no formaron gobierno. Los dirigentes del oficialista Partido Popular (PP), los del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y los de las nuevas agrupaciones, Podemos y Ciudadanos, están enfrascados en diálogos para tejer alianzas que los catapulten al poder.
Sin embargo, las negociaciones están en punto muerto. Los políticos tradicionales buscan el apoyo de los emergentes, quienes, por su parte, no aceptan ceder en sus demandas. José Ignacio Torreblanca, profesor de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), sostiene que Podemos y Ciudadanos piensan más en las elecciones generales de noviembre, que elegirán al próximo presidente, que en los gobiernos autonómicos y municipales. “Si se comprometen demasiado y ayudan a gobernar a los viejos partidos, entonces estarán reforzándolos y debilitándose ellos. Los dos quieren sustituir al PSOE y al PP, por eso no les interesa ayudarles, sino ponerles difíciles las cosas”, explicó a PERFIL desde Madrid.

Acusaciones. Esa coyuntura motivó reuniones entre Mariano Rajoy y el líder socialista Pedro Sánchez. El encuentro terminó mal, con el gobierno acusando al dirigente opositor de girar a la extrema izquierda y ser “abducido” por Podemos. Desde el PSOE, respondieron que esas declaraciones son “fruto del nerviosismo” y que el PP es “un partido hundido, en retirada y en descomposición”. Si bien el oficialismo perdió 2 millones y medio de votos con respecto a 2011, aún es el partido más votado en todo el país. La última encuesta de Metroscopia, adelantada ayer por el diario El País, sostiene que si las elecciones se celebrasen hoy, los populares se alzarían con el triunfo, los socialistas quedarían en segundo lugar y Podemos sería tercero.
Entre tantas especulaciones, los españoles asisten como testigos de reparto a las intrincadas negociaciones para formar Ejecutivos en todo el país. La actitud de suma cero de las cuatro formaciones llevó a la parálisis a Andalucía, donde Susana Díaz fue electa hace tres meses pero aún no logró una coalición que la consagre como presidenta de la Comunidad.
“El PP y el PSOE necesitan estar en el gobierno y Podemos y Ciudadanos, reforzarse. Los pactos benefician a los primeros, a no ser que cedan al 100% de las demandas de los segundos”, agregó Torreblanca. Con la Moncloa entre ceja y ceja, Rajoy, Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera agregan una dosis más de incertidumbre al futuro político de España.


Debut del rey Felipe en el Día de las FF.AA.
Felipe VI y Letizia debutaron ayer como reyes en el acto central del Día de las Fuerzas Armadas, donde fueron recibidos con aplausos y gritos de “viva España” y “viva la corona” de cientos de personas que presenciaron la celebración. Se trató de la primera vez que el monarca, que vistió uniforme del Ejército de Tierra, presidió el acto central de la fiesta militar, en su calidad de jefe supremo de las Fuerzas Armadas.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, declaró que las Fuerzas Armadas “forman parte fundamental de la sociedad española” y se sienten reconocidas por ella. Además, sostuvo que Felipe VI “asumió perfectamente su papel de mando supremo de los tres ejércitos”.
El rey asumió el año pasado la corona española, luego que su padre, Juan Carlos, abdicara al trono, tras sufrir varias dolencias físicas y afrontar escándalos de corrupción que involucraron a su hija, la infanta Cristina, y a su yerno, Iñaki Urdangarin.



Leandro Dario