INTERNACIONAL EL MOVIMIENTO BLACK LIVES MATTER


La masacre no detuvo las protestas de la minoría negra

La masacre de Dallas reactivó el ya de por sí sensible debate sobre el uso de fuerza letal por parte de la policía, y su comportamiento ante las minorías raciales, especialmente los afroestadounidenses, pero no detuvo las protestas de la comunidad negra.
El movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan) volvió a las calles ayer, compartiendo protagonismo con los actos de homenaje y vigilias en honor a los cinco agentes muertos.
“Se puede ser negro y amar a la policía”, dijo Bryan Carter, uno de los once sacerdotes que el viernes a la noche participó de una ceremonia en la iglesia de Condord, en las afueras de Dallas, en recuerdo de las víctimas.
Los líderes de Black Lives Matter condenaron la violencia de Dallas, pero aseguraron que mantendrán las manifestaciones previstas para este fin de semana.
“Black Lives Matter combate por la dignidad, la justicia y la libertad. No por el asesinato”, indicó la organización.
El viernes, miles de personas se manifestaron en Houston, Nueva Orleans, Detroit, Baltimore y San Francisco, exigiendo justicia por las dos muertes recientes de negros a manos de la policía, en escenas filmadas y que indignaron a la opinión pública.
El martes dos policías obligaron a Alton Sterling, de 37 años, a tumbarse en el suelo y le dispararon de cerca en Baton Rouge, en Louisiana. Un día después, Philando Castile, de 32 años, moría en Falcon Heights, en Minnesota, después de que la policía le disparara durante un control de tráfico.
En una manifestación en Phoenix, en el estado de Arizona, policías dispersaron con gas lacrimógeno a unos manifestantes que tiraban piedras. En Rochester, en el estado de Nueva York, 74 personas fueron detenidas al bloquear una calle en una protesta sentada.
Nuevas manifestaciones estaban planificadas para ayer en varias ciudades en lo que fue apodado el “fin de semana de rabia”.

Redacción de Perfil.com