INTERNACIONAL

La muerte del cuñado de Máxima enluta a la Familia Real Holandesa

El príncipe Friso estaba internado desde un accidente en febrero de 2012. Sufría de severos daños cerebrales al ser atrapado por una avalancha.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

El príncipe Johan Friso de Holanda, hermano del rey Guillermo Alejandro y cuñado de la reina Máxima, murió este lunes en el palacio Huis Ten Bosch, donde permanecía desde que hace un mes fuera trasladado desde Londres y luego de 18 meses en estado de coma.

“Su majestad el rey tiene la tristeza de anunciar que Su Alteza Real el príncipe Johan Friso Bernardo Cristián David, príncipe de Orange-Nassau, Jonckheer van Amsberg, falleció esta mañana a los 44 años en el Palacio Huis ten Bosh de La Haya”, indica el comunicado difundido por el Gobierno holandés, que señala además que “Friso falleció por las complicaciones y los daños ocasionados en el cerebro por la falta de oxígeno en su accidente de esquí el 17 de febrero de 2012 en Lech, Austria”.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, se declaró “profundamente triste” por el fallecimiento y expresó su solidaridad hacia la esposa y las hijas del fallecido: “En este momento, tan cercano desde el fallecimiento del príncipe, lo que quiero transmitir a la princesa Mabel y al resto de la familia es el profundo pésame de toda Holanda y que les deseamos mucha fuerza y entereza en este momento difícil y triste”.

Rutte afirmó además que se trata de una pérdida “indescriptible” para la princesa Beatriz, madre de Friso y del rey de Holanda: “Un hijo que muere es lo peor que le puede pasar a un padre. El rey Guillermo-Alejandro, la reina Máxima, el príncipe Constantino y la princesa Laurentien pierden un hermano y un cuñado que significaba mucho para ellos. También para ellos es este un día negro y triste”.

En febrero de 2012, el príncipe holandés quedó atrapado bajo una avalancha de nieve que lo dejó sin oxígeno durante más de 20 minutos, estado que le ocasionó severos daños cerebrales y lo dejó en estado de coma. Desde noviembre, Friso permanecía en un estado de “conciencia mínima” y el pasado 9 de julio fue trasladado desde la clínica donde permanecía internado en Londres -el Wellington Hospital- rumbo a la residencia de su madre en La Haya.

Experto esquiador y considerado uno de los miembros más inteligentes de la familia real holandesa, Johan Friso nació en Utrecht el 25 de septiembre de 1968. Fue el segundo hijo de la reina Beatriz -quien el 30 de abril abdicó al trono- y del príncipe Claus van Amsberg -un alemán exmiembro de las Juventudes Hitlerianas que murió a causa del Parkinson en 2002. Siempre admitió que lo peor que podía pasarle en la vida es que muriera su hermano Guillermo, porque eso lo obligaría a él a ser rey.

Friso asistió a una escuela estatal y estudió Ingeniería, técnica aeronáutica y espacial, ciencias empresariales de la técnica aeronáutica y economía empresarial en varias instituciones. En 2004 Friso renunció a sus derechos al trono tras comprometerse con Mabel Wisse Smit, quien, según se descubrió, había tenido un romance con Klaas Bruinsma, el “capo” de la mafia holandesa, asesinado en la puerta de un hotel de Ámsterdam, en 1991.

El Parlamento holandés no dio su consentimiento a este matrimonio, sobre todo por el pasado de la novia y porque tanto ella como Friso ocultaron información. Se casaron en Delft y tuvieron dos hijas nacidas en Londres -Luana (8 años) y Zaira (5 años)-. Hasta el momento de su accidente, Friso trabajaba para el banco de inversiones Goldman Sachs & Co., de la capital inglesa.

En febrero de 2012, Friso se encontraba de vacaciones en la localidad austriaca de Lech am Arlberg cuando fue sepultado durante 20 minutos bajo un alud de nieve mientras esquiaba. Conocía la región desde niño, ya que la familia real pasa todos los años una semana en el exclusivo paraíso de esquí de los Alpes, y era un excelente esquiador, pero no hizo caso a la alarma nivel 4 de aludes y fue alcanzado. Friso sufrió un paro cardíaco de 50 minutos, período durante el que fue reanimado por los equipos de rescate. Desde entonces las esperanzas de vida del príncipe fueron mínimas.

(*) Especial para Perfil.com.



Darío Silva D'Andrea (*)