INTERNACIONAL TRAS 10 AÑOS

La niñera a cargo de Madeleine McCann habló por primera vez

La mujer rompió el silencio a punto de cumplirse una década de la desaparición de la menor en un hotel de Portugal, donde vacacionaba con sus padres.

Madelaine Mccann desapareció en mayo de 2007.
Madelaine Mccann desapareció en mayo de 2007. Foto:CEDOC

La niñera que cuidaba a Madeleine McCann, la nena de tres años que desapareció en mayo de 2007 de un hotel de Portugal donde pasaba unas vacaciones con sus padres, recordó en una entrevista cómo fue ese momento. La mujer rompió el silencio justo cuando están por cumplirse diez años del caso que aún no logró resolverse.

La cuidadora de niños que formaba parte del personal del resort portugués Ocean Club de Praia da Luz, lugar donde se hospedó la familia McCann, le reveló al medio The Mirror que la noche del 3 de mayo de 2007 se enteró que la pequeña faltó del dormitorio en el que se encontraba con sus hermanos, cuando "un padre se me acercó y me dijo que estaba ocurriendo algo, que alguien estaba buscando a su hijo. No pensé que pudiera ser Maddie".

Al referirse a la actitud de los padres de la menor en ese momento, la empleada que no quiso revelar su identidad, detalló que a la madre la vio totalmente desencajada y mientras lloraba, repetía:"Se la llevaron". "Kate lloraba, pero casi en un estado catatónico", precisó.

Por su parte el padre "estaba muy angustiado". "Eso es lo que recuerdo de Gerry, buscando debajo de los automóviles. No puedo olvidar eso. Nos dijeron que comenzáramos a buscar en cubos de basura en caso de que su cuerpo estuviera en alguno. En ese punto, nos dimos cuenta de que era algo serio", explicó.

La mujer además recordó que la Policía tardó 90 minutos en llegar al hotel y fueron momentos que describió como de interminable dolor, confusión y desesperación.  En ese marco, la niñera colaboró con la familia y el resto de los empleados del Ocean Club para realizar un rastrillaje que duró hasta las cinco de la mañana, en las instalaciones del lugar como así también por las pequeñas calles de Praia da Luz. 

Además, las autoridades cruzaron los testimonios de los empleados e incluso le preguntaron a ella si sospechaba del matrimonio McCann: "Les dije que no, en absoluto. En primer lugar, por los tiempos, y en segundo lugar, dónde estaban, sus reacciones, todo. No hay opción de que hayan sido", resumió. A su vez señaló: "Recuerdo que pensaba, aún antes de conocerlos, cómo ellos eran la imagen de una familia perfecta".

Al recordar a Madelaine, la niñera sentenció: "Ella era fácil de cuidar para nosotras, una niña un poco tímida y muy dulce. Te sentías feliz en sentarte y jugar con ella. Era hermosa".