INTERNACIONAL CRISIS EN SIRIA

La Unión Europea amenaza con expulsar a los refugiados

"No vengan a Europa", dijo el presidente del Consejo Europeo. Otros dirigentes proponen enviar a Turquía a los desplazados que buscan refugio.

Foto:Afp

Los países balcánicos ya cerraron sus rutas. En Grecia, más de 30.000 personas esperan una salida que les permita continuar su peregrinaje hacia Alemania, donde pretenden encontrar refugio y trabajo.

Para los líderes de la Unión Europea, la situación se volvió insostenible, y amenazan con deportar a Turquía a todos los migrantes que lleguen. Salvo –por ahora– a los sirios.

La propuesta, por ahora discutida tras bambalinas en las reuniones de los 28 países miembros, fue anunciada públicamente por el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, cuyo país asumirá este semestre la presidencia de la Unión Europea.

Tras reunirse este domingo con Angela Merkel y su par turco, Ahmen Davutoglu, Rutte se propone preparar el terreno para la cumbre de Bruselas, en la que buscarán frenar la salida de refugiados hacia Europa.

En el encuentro se analizó incluso la posibilidad de expulsar también a los sirios que lleguen escapando de la guerra. A cambio, La Unión Europea recibiría un número similar de sirios, pero provenientes de Turquía y de forma ordenada.

Aunque los números, finalmente, no cambien demasiado, es mandar un mensaje: la forma de acceder a Europa es por la vía legal.

A cambio de recibir a los migrantes expulsados de Europa, Turquía reclama que se le dupliquen los 3.000 millones de euros que la UE le envía en por los más de 2,5 millones de refugiados sirios que ya recibe. Además, exige la apertura de nuevos capítulos para el proceso de adhesión a la Unión Europea y que se deje de pedir visa a los ciudadanos turcos que viajan al Viejo Continente.

La medida ya generó críticas porque su legalidad está puesta en duda: una cosa es devolver a lo supuestos migrantes económicas, personas que viajan buscando una mejor situación sin ser perseguidas en sus países de origen.

Pero enviar refugiados es algo vedado por la ley. Sin embargo, la postura del Consejo Europeo, puesta días atrás en palabras por su presidente, Donald Tusk, es clara: “No vengan a Europa”



Redacción de Perfil.com