INTERNACIONAL COMERCIO MUNDIAL

La Unión Europea pide que Argentina deje de frustrar las negociaciones de la Ronda de Doha

Lo dijo Peter Mandelson, jefe de comercio de la Unión Europea.

PERFIL COMPLETO

"Argentina tendría que apoyar las negociaciones de la Ronda de Doha, en el lugar de frustrarlas", advirtió hoy desde Bruselas Peter Mandelson, el comisionado de Comercio de la Unión Europea, en una teleconferencia con un selecto grupo de medios latinoamericanos, entre los que se encontraba el diario Perfil.

El británico, que dirige la política exterior del bloque más importante del mundo, instó a la Argentina, que ejerce la presidencia pro témpore del Mercosur, a jugar un rol más activo en las negociaciones con Europa, congeladas en los últimos meses.

Pero mientras las relaciones entre Europa y la Argentina no atraviesan un buen momento, en la misma conferencia de prensa, Benita Ferrer-Walder, comisionada de Política Exterior, reconoció que la Unión Europea tiene con México y Brasil "una asociación estratégica, porque son actores de globales".

Las posibilidades de sellar un acuerdo comercial entre Europa y el Mercosur parecen enfriadas, en tanto su éxito está atado a lo que suceda en las complicadas reuniones que se llevan en la Organización Mundial de Comercio (OMC). Por ello, todo parece indicar que la Cumbre de Lima no podrá ser un relanzamiento de las negociaciones birregionales.

"Esperemos llegar a un acuerdo entre Europa y el Mercosur este mismo año, porque este es el momento –reconoció Mandelson–. Tenemos que hacerlo ahora porque el próximo año no será bueno para las negociaciones: Estados Unidos cambiará su gobierno y también se modificarán los negociadores europeos. Ningún acuerdo se alcanzará en 2009".

Los funcionarios más importantes de Europa dejaron en claro que las relaciones con Argentina no atraviesan su mejor momento. Es que, tal como adelantó Perfil el domingo pasado, la próxima semana dos docenas de jefes de Estado de los países que conforman el bloque político y económico más importante del mundo estarán de visita en la región para participar, del 14 y el 17 de mayo, en Lima de la Vº Cumbre entre la Unión Europea y América latina, pero ninguno de ellos visitará Buenos Aires. Mientras la alemana Angela Merkel, el francés Nicolás Sarkozy y el español José Luis Rodríguez Zapatero estén visitando Brasil, México, Chile o Colombia, la Casa Rosada sólo será abierta para el premier austriaco Alfred Gusenbauer.

Por último, los funcionarios europeos remarcaron que "se tienen que mantener las condiciones de estabilidad y previsibilidad para atraer inversiones a América latina, esto es algo que deben saber todos los gobiernos de la región". La ola de nacionalización de empresas en América del Sur, entre la que se destaca el reciente participación accionaria de capitales nacionales cercanos al Gobierno en Aerolíneas Argentinas, pareció flotar en el decorado ambiente que la sede de la Unión Europea tiene en Buenos Aires.

* Periodista del diario Perfil.



Rodrigo Lloret (*)