INTERNACIONAL REUNION EN LA CASA BLANCA

Las claves de la segunda fase del Plan Colombia de Santos y Obama

Desde EE.UU. destinarán US$ 450 millones anuales para erradicar manualmente cultivos de coca y el pos conflicto con las FARC.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Juan Manuel Santos concluyó ayer una visita de Estado a Washington, en la que se reunió con el presidente Barack Obama, con el secretario de Estado, John Kerry, y con congresistas republicanos. En esos encuentros conmemoraron los 15 años del lanzamiento del Plan Colombia y esbozaron los detalles de su segunda fase, llamada “Paz Colombia”, que incluirá iniciativas para apuntalar el pos conflicto, como el desminado, y proseguirá la lucha contra el narcotráfico, con un mayor énfasis en la erradicación manual de cultivos de coca.
Según el presidente Santos, “la paz en Colombia significa la paz de la región”. Para financiar la implementación de los acuerdos que se alcancen en La Habana, Washington aportará 450 millones de dólares anuales, una cifra menor a la recibida en los últimos 15 años –9.600 millones– pero mayor a la de 2015. “Nuestro objetivo es ayudar a Colombia a eliminar todas las minas antipersona en cinco años”, afirmó Obama en la Casa Blanca.
La segunda fase del Plan buscará incentivar la desmovilización de guerrilleros; crear programas de desarrollo alternativo para los municipios más afectados por la violencia; y capacitar a jueces y fiscales para mejorar el funcionamiento de la Justicia y garantizar la reparación de las víctimas. Para golpear al negocio narco, se invertirá en la interdicción, sustitución y erradicación manual de cultivos de coca.

Drogas e insurgencia. El Plan Colombia nació como un plan antinarcóticos, pero también consistió en apoyo material y logístico para que las Fuerzas Armadas combatieran a las FARC. “El aporte de Washington fue dirigido a desmantelar el conjunto de grandes carteles que dominaban el negocio en Colombia: el de Medellín, que ya estaba muy golpeado; el de Cali y otros. En la administración Uribe se convirtió también en un plan anti-insurgente”, afirmó a PERFIL Juan Tokatlian, director del Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales de la Universidad Torcuato Di Tella.
A 15 años de su lanzamiento, Tokatlian considera que el Plan Colombia “tuvo un relativo éxito en términos de reducir y debilitar a las FARC”, aunque remarca que no impidió “violaciones sistemáticas de los derechos humanos”. En relación a la lucha contra el narcotráfico, el académico sostiene que si bien disminuyeron las hectáreas de coca cultivadas, “eso no amedrentó el negocio”.



Leandro Dario