INTERNACIONAL FAMILIA DE ALTO PERFIL

Las mujeres y los hijos del capo narco, tan excéntricos como él

Emma Coronel se convirtió en su tercera esposa a los 18 años. Iván y Alfredo Guzmán ostentan y amenazan desde Twitter.

“Ven a mi padre como un trofeo cuando el trofeo debería ser acabar con los secuestradores extorsionadores y el hambre pinche Gobierno mierda”. Iván Archivaldo Guzmán, uno de los nueve hijos de Joaquín “el Chapo” Guzmán, volvió a despacharse ayer en Twitter contra las autoridades mexicanas por la recaptura de su padre. Al igual que su hermano Jesús Alfredo, Iván suele mostrar un altísimo perfil en las redes sociales, donde ambos han publicado fotos con autos de lujo, armas de oro y personajes del show business. Como si no fueran los hijos de uno de los criminales más peligrosos y poderosos del mundo.
Los herederos del Chapo, así como las mujeres que permanecieron a su lado a lo largo de los años, fueron siempre tan excéntricos como él. Se sabe que el jefe del cartel de Sinaloa tuvo al menos nueve hijos, seis varones y tres mujeres, con tres esposas. Uno de ellos, al igual que uno de sus hermanos, fue asesinado. Muchos de sus familiares más cercanos fueron detenidos, pero ninguno lo traicionó con delación.
De su primer matrimonio con Alejandrina María Salazar Hernández, en 1977, nacieron César, Iván y Alfredo. Con su segunda esposa, Griselda López Pérez, tuvo a Joaquín, Edgar, Ovidio y Griselda Guadalupe. Y con su actual mujer, la bella y joven Emma Coronel, tuvo dos niñas gemelas, María Joaquina y Emali Guadalupe, nacidas en 2011 en Los Angeles.
Coronel, una ex reina de la belleza del estado de Durango, es la sobrina de un antiguo socio de Guzmán, Ignacio “Nacho” Coronel, quien fue abatido en 2010 durante un operativo militar en Jalisco. Se casaron en 2007, en una boda clandestina que se hizo esperar un año porque Emma era menor de edad.
Cuando el Chapo fue arrestado en 2014, Emma estaba con él. Luego de su fuga, en julio, los investigadores volvieron a seguirle la pista a la joven, una de las pocas personas que tenían permiso para visitarlo en la cárcel. Incluso se investigó si ella participó del escape y fue llamada a declarar, pero presentó un amparo judicial y calló.
Iván y Alfredo ofician como virtuales voceros de su padre. Unos meses atrás, mientras Guzmán estaba en la clandestinidad, uno de ellos subió una foto a Twitter en la que se veía al capo narco en un bar.



Facundo F. Barrio