INTERNACIONAL GALERíA

Las paradisíacas vacaciones de Obama en las Islas Vírgenes

Practicó deportes acuáticos, cosa que no pudo hacer mientras fue presidente de los Estados Unidos.

El expresidente dedicó dos días a aprender a hacer kitesurf desde la playa.
El expresidente dedicó dos días a aprender a hacer kitesurf desde la playa. Foto:Ap

El expresidente estadounidense Barack Obama disfruta de su salida de la Casa Blanca. Tras ocho años al frente del Gobierno, se tomó unas merecidas y exóticas vacaciones junto a su esposa Michelle en una isla paradisíaca del Caribe, propiedad del fundador de Virgin, Richard Branson. 

Justo después de la investidura de Donald Trump, el 20 de enero, Barack y Michelle Obama habían viajado a California para pasar unos días en Palm Springs. Poco después, la expareja presidencial viajó a Moskito Island, en las Islas Vírgenes Británicas. Varias fotos publicadas en el blog de Richard Branson muestran a Obama sonriente, en un fueraborda o practicando kitesurf. 

"Al ser el expresidente de Estados Unidos, había muchas [medidas] de seguridad alrededor, pero Barack ha conseguido relajarse de verdad y pasárselo en grande", describió el magnate británico.

Según Branson, Obama no podía practicar deportes náuticos cuando dirigía Estados Unidos por motivos de seguridad y debió dejar de lado una de sus pasiones: el surf. El expresidente dedicó dos días a aprender a hacer kitesurf desde la playa. Era "como si volviera a ser un niño", escribió Branson en su blog.