INTERNACIONAL TRAGEDIA Y MISTERIO

Las siete diferencias entre el Air France y el Malaysia Airlines

La desaparición del vuelo MH370 recuerda el caso de la aeronave francesa que cayó al mar hace cinco años. La búsqueda y las hipótesis.

Foto:Cedoc

La desaparición del MH370 de Malaysia Airlines tiene un antecedente cercano que puede servir como punto de referencia entre tantas incógnitas e incertidumbres: la tragedia del vuelo 447 de Air France en junio de 2009, en la que murieron 228 personas. Vale la pena observar los datos que se conocen del avión malasio en el espejo de la nave francesa.

1. Aparición de los restos. A 22 días de la desaparición del MH370, los equipos de búsqueda aún no lograron rescatar ningún resto del Boeing 777-200 en el Indico sur. Con el vuelo de Air France, en cambio, los primeros restos se hallaron cinco días después del accidente, cerca de las costas brasileñas, pero el fuselaje y los cuerpos se localizaron dos años después.

2. Cajas negras. El mayor desafío en el caso de Malaysia Airlines es encontrar las cajas negras del avión, ya que sus baterías duran treinta días y luego dejan de transmitir las señales electromagnéticas que permiten localizarlas. “En el caso de Air France, hallar las cajas fue como buscar una aguja en un pajar porque el fondo oceánico era de naturaleza metálica”, recordó el publicista argentino Gabriel Dreyfus, cuyo hijo Pablo murió en la tragedia de 2009. Las cajas del Airbus se encontraron en 2011, a cuatro mil metros de profundidad.

3. Hipótesis sobre las causas. El hallazgo de las cajas negras del Air France permitió determinar que el accidente se produjo por una combinación de fallas técnicas y errores humanos. “Los sensores pitot se congelaron y la computadora perdió el sentido de velocidad y altitud –señaló Dreyfus–. Pero también hay que recordar que en ese momento había una gran tormenta y que, de los muchos aviones que había volando, el único que se metió fue el de Air France”. En el caso del MH370, por ahora no hay evidencias de que se haya producido una falla técnica que complicara el vuelo.

4. Ultimos minutos. “Todo bien, buenas noches”, fueron las últimas palabras del piloto del MH370 a su contacto en tierra. Minutos después, los sistemas de comunicación fueron desconectados y el avión desapareció del radar. En el vuelo de Air France, las cajas negras registraron el diálogo completo de los pilotos. “¡Mierda, vamos a chocar! ¡Esto no puede ser real!”, se escucha decir a uno de los copilotos cuando ya habían perdido completamente el control de la aeronave.

5. Rol de los pilotos. Cuando comenzó la cadena de incidentes en el Air France, el piloto principal estaba durmiendo fuera de la cabina. Un copiloto inexperto debió hacerse cargo de la crisis. Sin saberlo, pasó varios segundos haciendo la maniobra contraria a la debida. Cuando el capitán regresó a la cabina, el copiloto le dijo: “Perdimos el control, no entendemos nada”. En el caso del Boeing, se comprobó que alguien con conocimientos de pilotaje desvió el avión. Las hipótesis van desde un plan suicida del piloto hasta una maniobra heroica.

6. Batalla legal. Los familiares de las víctimas del MH370 deberán tener en cuenta el caso Air France a la hora de reclamar indemnizaciones. “Lo primero que intentan las compañías es instalar que hubo un sabotaje para no tener que pagar –comentó Dreyfus–. Para cobrar, no queda otra que contratar a bufetes de abogados que son como ‘caranchos’ de gran escala”. De acuerdo con expertos legales, en el caso del MH370 cada familia debería recibir más de 300 mil dólares.

7. Manejo de la información. En el caso de Air France, el gobierno galo manejó con celo el proceso, pero dos años después de la tragedia, la opinión pública contaba con un informe detallado de lo sucedido a bordo. En cambio, los familiares acusan a Malaysia Airlines de retacear información, y los conflictos latentes entre China, Malasia, Indonesia y Filipinas complican la información compartida



Facundo F. Barrio