INTERNACIONAL A DOS MESES DE SU ASUNCION

Las siete plagas de Trump que tienen en vilo al resto del mundo

El presidente electo de Estados Unidos prometió, entre otras cosas, iniciar una guerra comercial con China, atacar a Estado Islámico, dar más poder a Rusia y anular el pacto con Irán.

Aliado. El presidente electo es amigo de Putin y le daría más autonomía y libertad para bombardear a los rebeldes en Siria.
Aliado. El presidente electo es amigo de Putin y le daría más autonomía y libertad para bombardear a los rebeldes en Siria. Foto:Cedoc Perfil

Si el presidente electo Donald Trump cumple con sus promesas de campaña al llegar a la Casa Blanca, habrá siete grandes cambios en el mundo. Esas medidas, las llamadas “plagas” del magnate inmobiliario, tienen por estas horas en vilo a los máximos líderes mundiales.

1 Guerra comercial con China: en la campaña, el magnate prometió que su próximo secretario del Tesoro declarará al gigante asiático un “manipulador de divisas”. Además, denunciará a China ante tribunales de justicia de Estados Unidos y ante la Organización Mundial del Comercio por sus políticas de subsidios a las exportaciones. La otra medida que podría generar una guerra comercial con la segunda economía mundial es la aplicación de un arancel del 45% a los productos asiáticos que quieran ingresar al mercado norteamericano. La reacción del gobierno de Xi Jinping no tardó en llegar: amenazó con bloquear la venta de iPhones en su país.

2 Construcción de un muro en la frontera con México: Trump anunció esa drástica iniciativa para frenar el ingreso de inmigrantes sin papeles. Su estrategia consistiría en una extorsión: impediría el envío de remesas al país del sur, para que el gobierno de Enrique Peña Nieto financiase la “gran pared”. La polémica aumentó cuando llamó a los mexicanos “criminales, narcotraficantes y violadores”. Además, anunció que deportará a tres millones de criminales sin papeles.

3 “Guerra sucia” a Estado Islámico: dijo que “bombardeará” a los terroristas. Además, insinuó que permitirá el uso de torturas para interrogar a presuntos implicados con ese grupo yihadista. Y dijo que mataría a familiares de terroristas para “disuadir a otros”. Su flamante nominado para dirigir la CIA, Mike Pompeo, defendió el uso de la tortura durante la “guerra al terror” de George W. Bush. “Esos hombres no son torturadores, son patriotas”, argumentó por ese entonces.

4 Mayor poder de Rusia: la amistad entre “The Donald” y el presidente Vladimir Putin es de público conocimiento. En el Kremlin esperan que el presidente electo de los Estados Unidos le dé mayor autonomía y libertad para atacar a los disidentes a Bashar al-Assad en Siria. Por lo pronto, Moscú efectuó esta semana sus primeros ataques aéreos en el país desde su portaaviones “Almirante Kuznetsov”, desplegado en el Mediterráneo.

5 Apoyo a los euroescépticos: aislacionista en política exterior, Trump es un ferviente entusiasta de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Tiene vínculos con Nigel Farage, del UKIP, a quien recibió el sábado pasado en la Trump Tower de Nueva York, incluso antes de reunirse con la premier británica, Theresa May. Además, comparte el discurso antiinmigración del Frente Nacional de Marine Le Pen.

6 Estados Unidos se retiraría de la OTAN: en la campaña, alertó que si países como Alemania no pagaban más por la seguridad que les ofrecía Washington, Estados Unidos podría retirarse de la OTAN. La misma advertencia le formuló a Arabia Saudita y Corea del Sur, aliados de Estados Unidos en Medio Oriente y Asia. “Es el fin de Occidente tal como lo conocemos”, escribió ayer en The Washington Post el ex canciller sueco Carl Bildt.

7 Rompería el pacto nuclear con Irán: durante la campaña, Trump criticó decenas de veces el acuerdo que alcanzó Barack Obama con Teherán. Para el presidente electo, Irán es el enemigo y el pacto debe ser “desmantelado”. Sus asesores, sin embargo, adelantaron que mejorará el acuerdo existente, aunque no explicitaron cómo lo hará. “Irán es un problema muy grande y lo seguirá siendo. Pero si soy electo presidente, sabré cómo lidiar con ese problema”, dijo durante la campaña que lo llevó a la Casa Blanca.