INTERNACIONAL CONMOCIÓN EN CHILE

Le arrancó los ojos a su pareja, pero le bajaron la pena

La Corte Suprema chilena le bajó la pena a Mauricio Ortega, condenado por mutilarle los ojos a Nabila Rifo. Según la resolución, "no quedó demostrada cabalmente la intención de matar".

Rifo sobrevivió al ataque de su expareja, Mauricio Ortega.
Rifo sobrevivió al ataque de su expareja, Mauricio Ortega. Foto:Gentileza La Cuarta

El 14 de mayo de 2016 la chilena Nabila Rifo fue encontrada en su casa inconsciente, con golpes en la cabeza y sin ojos. La Justicia pudo demostrar que el autor de la agresión fue su expareja, Mauricio Ortega, que tras romper la puerta de su casa con un hacha, la golpeó en la cabeza con una piedra, y le extirpó sus dos globos oculares.

En mayo de este año Ortega fue condenado a 26 años de prisión, la pena máxima, por "intento de femicidio" y "lesiones graves". Sin embargo, este martes la Corte Suprema de Chile decidió bajarle la pena tras eliminar el delito de "femicidio frustrado".

Con esta nueva resolución, el agresor pasará de tener una sentencia de casi 26 años de cárcel a una de cerca de 18 años, debido a que, según el Supremo Tribunal, "no quedó demostrada cabalmente la intención de matar (de Mauricio Ortega), por las circunstancias en que ocurrieron los hechos".

El juez Lamberto Cisternas explicó al diario La Tercera que la condena que se le dio por femicidio frustrado a Mauricio Ortega no pudo ser comprobada y que a cambio se le condena por lesiones graves. Es por esto que la sentencia se rebaja de 12 años a 4 años por este delito.

Así, explicó que “examinando la secuencia de los hechos, llegamos a la conclusión de que no quedó cabalmente demostrada la intención de matar, por las circunstancias en que ocurrieron los hechos”.

“No estamos afirmando que no haya tenido la intención de matar, si no que no queda demostrado que haya tenido la intención de matar”, sostuvo.

La resolución del Tribunal produjo el rechazo de la ministra de la Mujer y Equidad de Género de Chile, Claudia Pascual, que expresó: “Insistimos (que) respetamos el fallo, pero no nos deja conformes”. Asimismo, se produjeron manifestaciones en las puertas del Tribunal.

Tras el ataque, Nabila Rifo se convirtió en un símbolo de la lucha contra la violencia machista en el país vecino. Su caso motivó manifestaciones multitudinarias y las redes sociales se incendiaron con mensajes de protesta.