INTERNACIONAL


Lecciones de la crisis

PERFIL COMPLETO

Toda crisis purifica y hace madurar. ¿Qué lecciones podemos sacar de ésta? Menciono algunas:
Primera lección: el tipo de sociedad que tenemos no puede seguir. Las manifestaciones de 2013 y las actuales mostraron claramente que no queremos más una democracia de bajísima intensidad, una sociedad profundamente desigual y una política de negociados. En las protestas los políticos opositores también fueron acosados. Lo mismo sucedió con los movimientos sociales organizados. Queremos otro Brasil, distinto del que heredamos; que sea democrático, inclusivo y justo.
Segunda lección: debemos superar la vergonzosa desigualdad social impidiendo que cinco mil familias controlen casi la mitad de la riqueza nacional. Esa desigualdad se traduce en una
perversa concentración de tierras y capitales, y en una dominación del sistema financiero, con bancos que extorsionan al pueblo y al gobierno, exigiéndole un superávit primario absurdo para pagar los intereses de la deuda pública. Mientras no se graven las grandes fortunas y no se les fijen a los bancos niveles razonables de lucro, Brasil seguirá siempre desigual, injusto y pobre.
Tercera lección: la preeminencia del capital social sobre el individual. Lo que hace que el pueblo evolucione no es sólo que no tenga hambre y sea un consumidor, sino fortalecer el capital social con educación, salud, cultura y la búsqueda del bienestar, precondiciones de una ciudadanía plena.
Cuarta lección: exigir una democracia participativa, construida desde abajo hacia arriba, con fuerte presencia de la sociedad organizada especialmente por los movimientos sociales que enriquecen la democracia representativa, que, a causa de su histórica corrupción, el pueblo siente que no lo representa más.

*Teólogo brasileño. Doctor en política por la Universidad de Turín y profesor emérito de Etica en la Universidad de Río de Janeiro.



Leonardo Boff