INTERNACIONAL ASPIRAN A UNA BANCA

Los candidatos más bizarros: Mr. Bean, Bin Laden y Jesús

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Once hombres y mujeres pugnan por convertirse hoy en presidentes de Brasil. La mandataria que busca la reelección, Dilma Rousseff, y los opositores Marina Silva y Aécio Neves son los más conocidos. Sin embargo, con ellos compiten ocho ignotos dirigentes, entre los que se destacan un homófobo, un pastor evangélico y la hija de una histórica figura del PT.

Los otros postulantes presidenciales son Levy Fidelix; Pastor Everaldo; Luciana Genro –hija de Tarso Genro, gobernador del PT en Río Grande do Sul–; Mauro Iasi; Eduardo Jorge; Eymael; Rui Costa Pimenta y Zé María. De ellos, el que generó más polémica fue Fidelix, dirigente conservador que atacó a los homosexuales. “Dos iguales no tienen hijos y el aparato excretor no reproduce”, disparó en un debate. Tras ser cuestionado por sus adversarios, agregó: “Los homosexuales que crean que tienen que tratarse, que lo hagan, pero lejos de nosotros. Somos una mayoría que debe combatir a esa minoría”.

Luciana Genro rompió con el PT tras la Carta al Pueblo Brasileño de Lula y se incorporó al Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Su candidatura es una alternativa de izquierda al oficialismo y propone subir los impuestos a los más ricos del país.  

Iasi, candidato del Partido Comunista Brasileño, es un profesor de historia que escribe poemas y pretende llevar la revolución del proletariado al Palacio del Planalto. El Pastor Everaldo, de la Asamblea de Dios, propone, en tanto, reducir el Estado al “mínimo necesario” y privatizar Petrobras.

Más allá de los postulantes presidenciales, hay casi 26 mil candidatos en todo el país –sumados gobernadores, parlamentarios nacionales y estaduales–. Retomando la estrategia de campaña del Payaso Tiririca, que obtuvo 1,3 millones de votos en 2010, la carrera a los parlamentos estaduales está marcada por listas con nombres insólitos. Jesús, Bin Laden, Mr. Bean y Cara de Hamburguesa son algunos de los aspirantes a una banca. El primero de ellos, llamado Pedro De Oliveira Luna, quiere ser legislador en Pernambuco. “El personaje llama la atención. Si estuviese como cualquier otro candidato, de traje y corbata, eso no ocurriría. Me da la oportunidad de explicar que soy un candidato con propuestas bastante diferenciadas”, explicó a la prensa el joven de 31 años.

Hilário do Nascimento busca ser electo diputado federal por el estado de Acre. Para lograrlo, se presenta en las urnas con el apodo “Mr. Bean”. “Siempre me dijeron que me parezco al comediante inglés”, señaló en referencia a Rowan Atkinson. “Mr. Bean es conocido en todo el mundo; Hilário no”, agregó.

En Brasil, la antipolítica se lanzó a conquistar a los desencantados con una apuesta por candidatos bizarros, más propios de un talk show que de las urnas.



L.D.