INTERNACIONAL


Los caprichos del líder norcoreano: ejecuciones para todos, peinados y K-pop

Kim Jong-Un se hizo conocido mundialmente por sus peculiares gustos y las represalias extremas que toma con quien no lo satisfaga.

El líder norcoreano Kim Jong-Un, famoso por sus caprichos.
El líder norcoreano Kim Jong-Un, famoso por sus caprichos.
Foto:AFP

Se sabe que el líder norcoreano Kim Jong-Un es una personalidad llena de extravagancias. Su fama internacional no se la ganó en base a sus logros como jefe de Estado, sino más bien a sus ejecuciones, excentricidades y caprichos.

Se sabe que Kim Jong-un celebra su cumpleaños cada 8 de enero, lo que se desconoce –por pedido de él– es el año exacto de su nacimiento. Se estima que tiene 32 años, por lo que habría nacido en 1983.

El líder coreano llegó al poder tras la muerte de su padre, Kim Jong Il, igual de caprichoso y excentrico que él, y que vivió su adolescencia en colegios de Berna, Suiza usando un seudónimo. Una vez en el mando, con tan sólo 28 años, se convirtió en el jefe de Estado más joven del mundo.

Recientemente, según un medio británico, Kim habría mandado a ejecutar a un arquitecto del nuevo aeropuerto de Pyongyang, sólo porque no le gustó como diseñó un aeropuerto. Se presume que fue asesinado en noviembre de 2014, junto a un grupo de políticos.  

Anteriormente, a finales de abril, se había conocido que mandó a ejecutar a 15 funcionarios de su Gobierno y a cuatro artistas de una de las bandas musicales más importantes de la nación. En su momento, se inform que Kim ordenó las ejecuciones porque estas personas expresaron opiniones diferentes a la suya y a los artistas por espionaje.

En total, unos 70 oficiales han sido ejecutados desde que Kim asumió el poder tras la muerte de su padre en diciembre de 2011. El tío y mentor político del líder, Jang Song Thaek, fue asesinado junto a sus oficiales cercanos por corrupción y cometer delitos que afectaban a la economía. Hay quienes aseguran que murió devorado por una jauría de perros hambrientos.

Pero, además de las ejecuciones, Kim Jong-un tiene otros caprichos. Ni bien asumió al poder, fundó la primer banda de chicas "K-pop" en Corea del Norte con varios estilos interpretativos que iban desde pop, rock y fusión. Cada una de las integrantes fue elegidas personalmente por el líder supremo.

El fanatismo del dictador con la ex estrella de la NBA Dennis Rodman es tanto que lo invitó en varias ocasiones para mostrarle su modo de vida en su isla privada y le concedió una entrevista exclusiva. Rodman describió: "Es como Hawaii o Ibiza, pero él es el único que vive allí."

Su particular peinado es considerado como el corte de pelo más elegante de Corea del Norte y se conoce como la "juventud" o corte de pelo "la ambición". Kim Jong-un, según los informes, cortó su propio cabello porque tiene miedo de los peluqueros debido a una experiencia traumática infancia.

Como si fuera poco el actual dictador norcoreano fue parodiado a su vez en la película The Interview, donde dos periodistas de espectáculos tienen la misión de matarlo. Esto no le cayó anda bien al líder a punto tal que la censuró, declaró "inconcebible” su difusión y anunció que matará a quienes la exhiban en su país.

De tal palo tal astilla. Kim Jong Il, padre de actual líder coreano, también tenía muchas peculiaridades, como ocurre ahora con su hijo.

Mientras seis millones de norcoreanos no tenían alimento para sobrevivir, el chef japonés Kenji Fujimoto que servía al dictador, se veía obligado a realizar frecuentes viajes alrededor del mundo para surtir la despensa de Kim Jong-il. 

Era común que se trasladara a Irán para comprar caviar, a Tokio por pescado, Dinamarca en busca de cerveza y a Francia para abastecer su bodega de coñac, su preferida. Fujimoto recuerda que un día al dictador pidió una hamburguesa de McDonald´s, por lo que el régimen puso a disposción un avión de la aerolínea oficial para trasladarse a la casa de comida rápida en Pekín.

Como si fuera poco, Kim Jong-il contrató a 200 personas para inspeccionar el arroz que comía, grano por grano, para que no le tocara uno defectuoso o morir envenenado. Además debía ser cocinado con madera del monte Paektu, una montaña sagrada de Corea del Norte.

El chef japonés reveló a su vez que los guardaespaldas del dictador secuestraban mujeres de Tailandia y China para que sean “esclavas del líder”. Luego, para evitar problemas diplomáticos, creó un grupo de chicas menores de 16 años denominado Kippumjo (división de la diversión) y las enviaba a China para adiestrarlas.

Otra excentricidad realizada por Kim Jong-il fue la construcción de una pileta olímpica subterránea a prueba de misiles en la ciudad de Wonsan. En el fondo pidió que se dibujara su efigie con oro y ordenó que se le fabricara una lancha motorizada para cuando se cansaba de nadar.

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Kim Jong-Un
  • coreano