INTERNACIONAL ELECCIONES GENERALES

Los chilenos van a las urnas para elegir al sucesor de Bachelet

Sebastián Piñera, expresidente, es el favorito para ocupar el Palacio de la Moneda.

Hoy los chilenos acuden a las urnas para elegir presidente, aunque habría balottage.
Hoy los chilenos acuden a las urnas para elegir presidente, aunque habría balottage. Foto:AFP

Con varios cambios, hoy en Chile se llevarán a cabo elecciones generales para elegir al sucesor de la actual presidenta, Michelle Bachelet. Según las encuestas, su candidato, Alejandro Guillier, perdería contra Sebastían Piñera, quien ya fue jefe de Estado anteriormente.

Cinco de los ocho candidatos presidenciales ya habían emitido su voto tres horas después de la apertura de las urnas. La más madrugadora fue la demócrata cristiana Carolina Goic en la región austral de Magallanes, mientras que Bachelet lo hizo en Santiago.

"Es importante que la gente asista, que ejerza su derecho ciudadano y que vote porque sienta que representa lo que ellos quieren para Chile", dijo la mandataria saliente, que evitó hacer pronósticos sobre la participación -uno de los fantasmas de la jornada- pero advirtió que espera una segunda vuelta, prevista para el 17 de diciembre.

Piñera, de 67 años, emitió su voto en Santiago. "Los chilenos vamos a tomar una decisión que va a afectar a nuestras vidas por muchas décadas", dijo el candidato de la derecha tras emitir su voto.

Por su parte, el senador Guillier, 64 años, segundo en las encuestas, exhortó a los chilenos a que acudieran a votar, tras sufragar en la región norteña de Antofagasta. "El ejercicio del voto es la esencia del sistema democrático", aseguró.

La fragmentación de partidos hace casi imposible que haya un vencedor en primera vuelta porque debería obtener el 50%+1 de los votos, pese a la ventaja de Piñera en las encuestas.

El Ministerio del Interior informó que el operativo de seguridad desplegado funcionaba sin mayores inconvenientes, aunque en las primeras horas de votación se dieron incidentes menores en una región del sur del país.

Con un respaldo del 23% en las encuestas, muchos consideran que estos comicios son en cierto modo un plebiscito a la propia Bachelet, que ya entregó en 2010 el poder a Piñera, rompiendo la hegemonía del centro izquierda desde la recuperación de la democracia en 1990 tras 17 años de dictadura militar. Y si llega al Palacio de La Moneda el próximo 11 de marzo, lo habrá hecho con un programa para encandilar a las clases medias.

"Quiero ser el presidente de la unidad, de la clase media, de los niños y de los adultos mayores, de las regiones y del mundo rural", clamó en el cierre de campaña este empresario multimillonario que ha prometido llevar a Chile al pelotón de los países desarrollados en ocho años.

Además de presidente, los chilenos eligen a 155 diputados y la mitad del Senado (que desde ahora tendrá 43 miembros), en unos comicios en que debutará el nuevo sistema electoral proporcional, el voto en el extranjero y la ley de paridad.