INTERNACIONAL OLA DE RECLAMOS

Los gremios públicos sumen en el caos a San Pablo y Río a días del Mundial

Con epicentro en San Pablo, donde un paro en el subte provocó protestas y choques con la policía, los sindicatos públicos exigen aumentos a días del inicio de la Copa.

Foto:AFP

ap/afp desde San Pablo

Dilma Rousseff quiere que Brasil organice la Copa de todas las Copas, pero el país no tiene paz y las protestas amenazan con empañar la cita deportiva. Policías armados con gases lacrimógenos, balas de goma y granadas de estruendo dispersaron ayer a trabajadores que protestaban en una estación del subterráneo de San Pablo, en un operativo que dejó tres sindicalistas heridos. La conflictividad social amenazó en las últimas horas con alterar el normal desarrollo del Mundial, que comenzará en seis días.

Las manifestaciones y la huelga provocaron una congestión de tránsito en los accesos a la urbe de 251 kilómetros. Los choques llegaron en la segunda jornada de huelga de los trabajadores, que reclamaban por aumentos de salarios. Las autoridades están preocupadas porque la mayoría de los aficionados que llegarán al país utilizará la red de subterráneos para trasladarse a los estadios.

Aunque la FIFA dijo estar “confiada” en el éxito de la organización del Mundial, en las últimas semanas una serie de paros del transporte público, la policía, los docentes y otros gremios conmocionaron a Brasil. “Si se prolongan estas huelgas, habrá caos durante el Mundial”, dijo Carla Diéguez, de la Universidad de San Pablo. Los sindicatos aprovechan la Copa para arrancar concesiones, como sucedió en otras grandes celebraciones deportivas.

La presidenta Rousseff calificó de “lamentable” la protesta, mientras el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, apeló al orgullo nacional al pedir a los huelguistas que regresaran al trabajo. “Queremos sentirnos orgullosos de nuestro país. Dentro y fuera del campo de juego, debemos demostrar de qué somos capaces”, declaró.

Desde hace un mes, San Pablo y su área metropolitana, donde viven 18 millones de personas, sufren huelgas del transporte. En Río de Janeiro, sede de la final, una avenida importante fue bloqueada ayer por el gremio docente, en rechazo al monto destinado al presupuesto educativo.

 

Dilma baja en las encuestas

A días del Mundial y a cuatro meses de las elecciones presidenciales, el respaldo popular a la presidenta Dilma Rousseff cayó ligeramente tres puntos en los últimos treinta días, ubicándose en el 34% de intención de voto. En la oposición, Aécio Néves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), trepó al 19%, y Eduardo Campos, del Partido Socialista Brasileño, alcanzó el 7%.

Según el último sondeo de Datafolha, el número de encuestados indeciso y que planea depositar boletas en blanco subió del 24% al 30%. La jefa de Estado cayó diez puntos desde febrero, tras enfrentar críticas por el manejo de la economía y por los enormes gastos en la organización de la Copa del Mundo y en las Olímpiadas de Río de Janeiro de 2016. La encuestadora entrevistó esta semana a 4.337 personas en todo el país.


Redacción de Perfil.com


Temas: