INTERNACIONAL BRASIL


Luciana, la hija de Temer que se opone al ‘impeachment’

La funcionaria de la alcaldía de San Pablo, controlada por el PT, criticó el proceso de juicio político contra la presidenta. “No es algo bueno”, dijo, pero no lo llamó “golpe”.

PERFIL COMPLETO


Foto:AFP

Luciana Temer no es la habitual “hija de”. La mujer, de 46 años, es profesora de Derecho Constitucional en la Pontificia Universidad Católica de San Pablo (PUC-SP) y funcionaria de la municipalidad de esa ciudad, gobernada por el Partido de los Trabajadores (PT). En momentos en que Brasil está dividido en dos y de un lado está la presidenta Dilma Rousseff y del otro su padre, Michel Temer, Luciana no teme “rebelarse”. Sin embargo, matiza su posición, para no cortar del todo los puentes con el hombre que la vio nacer. En una declaración formulada ante sus jóvenes estudiantes, rechazó el impeachment, aunque evitó mencionar la palabra “golpe”, tan repetida por estas horas en el oficialismo.
El desafío de la hija de Temer no terminó ahí. Además, se desafilió del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al romper éste con el gobierno. De esa forma, logró conservar su cargo de secretaria de Asistencia y Desarrollo Social de San Pablo, ciudad gobernada por el alcalde Fernando Haddad, delfín del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.
Según Folha de S. Paulo, Luciana argumentó que el juicio político a Dilma “no sería algo positivo para la estabilidad democrática del país”. “El impeachment no es algo bueno en ningún lugar. No se puede festejar, ya que 24 años es un lapso muy corto de consolidación democrática como para tener dos procesos de destitución”, argumentó dentro del claustro de la universidad. La profesora se refirió a los procesos contra el ex presidente Fernando Collor de Mello –hoy senador– en 1992 y contra la actual mandataria. El diario paulista se contactó con ella, pero evitó explayarse públicamente sobre el tema.

Medida. Ante sus alumnos, sin embargo, rechazó la tesis oficialista, que apunta a un intento de golpe contra Dilma. “Este proceso tiene bases jurídicas. Es errado decir que es un golpe porque está previsto en la Constitución”, consideró.
Pese a su crítica al proceso de impeachment –del cual su padre sería el principal beneficiario, ya que asumiría la presidencia si Rousseff es suspendida y destituida–, evitó cuestionar a su progenitor. Y le hizo un guiño al rechazar la convocatoria a nuevas elecciones, reclamada por Dilma. “Una nueva elección es un golpe porque no está prevista en la Constitución”, aseveró.

Carrera. Luciana se destaca por su vocación por lo social. Tiene un doctorado en Derecho de la PUC, donde desde hace veinte años se desempeña como docente. Desde 2013 es funcionaria de la alcaldía de San Pablo, a cargo de políticas destinadas a los sectores más pobres de la ciudad. Una de ellas es el programa Brazos Abiertos, que otorga empleo y vivienda a consumidores de crack. Se había acercado al PMDB por consejo de un amigo, Gabriel Chalita, y no por influencia de su padre, que lidera la agrupación y quiere ser el próximo presidente de Brasil.



Leandro Dario