INTERNACIONAL POLITICA VS. JUSTICIA EN BRASIL

Lula contraataca con una denuncia al juez Moro

El ex presidente formuló una “reclamación disciplinaria” contra el magistrado del Lava Jato, por impedirle grabar el interrogatorio del miércoles, donde respondió sobre la titularidad de un tríplex de la empresa OAS.

Lanzamiento. El ex mandatario fue acompañado por militantes del PT hasta el juzgado de Curitiba, donde respondió las preguntas del juez Moro. Anunció que se postulará a la presidencia en 2018.
Lanzamiento. El ex mandatario fue acompañado por militantes del PT hasta el juzgado de Curitiba, donde respondió las preguntas del juez Moro. Anunció que se postulará a la presidencia en 2018. Foto:AFP/ Instituto Lula
El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva denunció al juez federal Sergio Moro ante el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) un día antes de que éste le interrogara en un caso de corrupción relacionado con el Lava Jato, según publicó ayer el diario O Globo. La “reclamación disciplinaria” pide medidas contra el magistrado, quien prohibió que la defensa grabara de manera independiente el interrogatorio que tuvo lugar el miércoles en los juzgados de la ciudad de Curitiba.

Según el documento filtrado por O Globo, los abogados Cristiano Zanin y Roberto Teixeira solicitaron que “fueran adoptadas las medidas previstas en el Régimen Interno del CNJ con la eventual imposición de sanciones disciplinarias” a Moro. En el reporte, la defensa pide además que el magistrado sea notificado para presentar un descargo en un plazo de 15 días, “sin perjuicio de otras diligencias necesarias para determinar la verosimilitud de la imputación” de Lula.

Al prohibir la grabación, Moro argumentó que la defensa podría utilizar esas imágenes “no para fines privados o admitidos por el proceso”, sino con propósitos “políticos partidarios”.
Lula declaró el miércoles durante cinco horas ante el juez que investiga la trama corrupta que operó en la petrolera estatal Petrobras, en una causa que se refiere a la supuesta “ocultación de la propiedad” de un lujoso tríplex en el litoral del estado de San Pablo.

El inmueble aparece en los registros como propiedad de la empresa OAS, una de las implicadas en el escándalo de Petrobras, pero según la fiscalía el verdadero dueño sería Lula, quien lo habría recibido a cambio de “favores” hechos desde el poder a esa constructora.

Contraataque. En su declaración, Lula desmintió esa hipótesis, que tildó de “mentirosa”, y denunció una “persecución política” desatada contra él por el magistrado y los fiscales. “No es delito haber ido a ver un tríplex. Sólo habría podido cometer ilegalidad si hubiere comprado o recibido las llaves, si hubiese dormido allí o que mi familia hubiese dormido en él. Y sobre todo si hubiera una escritura pública”, aseveró. También, el ex presidente confirmó que se postulará a las presidenciales de 2018. Esa intención podría ser frustrada en el caso de que Moro lo condene y el fallo sea ratificado en segunda instancia.

Los abogados del ex jefe de Estado, que tiene otras cuatro causas judiciales por presunta corrupción, pidieron grabar el interrogatorio en video y audio alegando el principio de publicidad y de amplia defensa, lo que fue denegado por Moro. “No hay espacio en un Estado democrático de derecho para un magistrado que crea estar por encima de la ley”, concluye el documento divulgado por O Globo.

Esta no es la primera “reclamación disciplinaria” que los abogados de Lula presentan contra Moro, pues ya formularon otra en diciembre del año pasado. Lula, a pesar del escándalo, aparece como el líder más valorado en las encuestas y el mejor posicionado en caso de competir por la presidencia en 2018.

Agencias