INTERNACIONAL LA CONTRAOFENSIVA


Lula planifica resistir en las calles para volver cuanto antes al poder

El PT apunta a movilizarse en las calles para oponerse al gobierno de Temer. Su objetivo es vencer en las elecciones municipales de octubre y en las presidenciales de 2018.

PERFIL COMPLETO


Foto:Instituto Lula
Sin el abrigo del poder y los cargos, la presidenta suspendida Dilma Rousseff y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, ya planean cómo enfrentarán al gobierno de Michel Temer. La mandataria prepara cómo planteará en los próximos 180 días su defensa legal ante el Senado, mientras que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) pone la mira en las cruciales elecciones municipales de octubre, el primer test en las urnas tras el inicio del impeachment. Además, apunta a reagrupar a la izquierda y a las organizaciones sociales detrás de su candidatura para las presidenciales de 2018.
Por primera vez en catorce años, el PT será oposición. Lejos de perder la iniciativa política, apunta a tener un rol muy activo. Los petistas llevarán a las calles sus reclamos sobre la ilegalidad del juicio político y contra las políticas de ajuste, coordinados con la Central Unica de Trabajadores (CUT), el Movimiento Sin Tierra (MST) y los estudiantes. “El primer objetivo es dar continuidad a la defensa de la presidenta Dilma en todas las instancias jurídicas, sabiendo que esto será una lucha bastante desigual y que hay altísimas posibilidades de derrota. Todo indica que Michel Temer tiene claro que no se quedará en el poder sólo 180 días”, explicó a PERFIL Pablo Gentili, secretario ejecutivo de Clacso.
El otro objetivo del PT es aceitar su capacidad de movilización y la maquinaria electoral de cara a octubre. No sólo basará su poder de fuego en su base política, formada por diputados, senadores, gobernadores y alcaldes, sino también en las organizaciones territoriales, como los sindicatos de trabajadores, los estudiantes y el MST. “Frente a un gobierno neoliberal como el de Temer, tendrá un enorme trabajo de movilización para denunciar las medidas que tomará. El PT es un partido que nació de la experiencia en las calles, escuelas, barrios y fábricas. No cabe duda que este tipo de protesta y de acción de resistencia es diferente cuando uno es oposición. El impeachment fue una muy buena gimnasia para ver la capacidad de movilización del partido”, agregó Gentili.
Desde el portal de izquierda Carta Maior también llamaron a articular un plan anti Temer. “El gobierno legítimo de la presidenta Dilma debe organizar una agenda de prioridades para la resistencia, traduciéndola en un calendario de 180 días de actividades”, escribió el periodista Saul Leblon.
En ese mismo sentido, un grupo de intelectuales y artistas, agrupados en la organización #Fórum21, divulgó un manifiesto titulado “Va a haber lucha”, en el que llamó a la resistencia. “Va a haber lucha porque no hacerlo sería renunciar a la esperanza en nosotros mismos, en nuestra capacidad de construir un Brasil soberano, próspero y más justo para nuestros hijos y nietos”, concluyen los pensadores que defienden a Dilma.
 
Octubre. Lula planea una contraofensiva para las elecciones municipales de octubre. El plan de máxima es arrebatarle alcaldías al PMDB, lo que le asestaría un duro golpe a Temer. El de mínima, por su parte, es contener daños provocados por el desgaste de Rousseff y el avance del Petrolão, evitando caídas en ciudades claves, como San Pablo. Allí gobierna una de las figuras jóvenes del PT, Fernando Haddad, que buscará la reelección como trampolín para catapultarse a la escena nacional en 2018.
En relación con las elecciones presidenciales, el ex presidente reconoció que el PT “no formó nuevos cuadros” para la renovación de su liderazgo. Según publicó ayer el diario Folha de S. Paulo, eso lo obligará a ser el candidato en los próximos comicios presidenciales. “Sería muy raro que el PT defina otro candidato, a no ser que ocurra un problema grave con su salud o con su situación jurídica. La gran estrategia de la Justicia hoy por hoy es inhabilitar a Lula y sacarlo del medio”, aseveró Gentili desde Río de Janeiro.
El fundador del PT encabeza las encuestas más recientes, con el 21% de intención de voto, seguido por Marina Silva, con 19%. Con esos números en la mano, el presidente del PT, Rui  Falcão, convocó mañana a una reunión de la Ejecutiva Nacional del partido, en la que se discutirá la estrategia post impeachment. El martes, en tanto, habrá un cónclave del Directorio Nacional de la agrupación para definir la estrategia para recuperar la iniciativa y volver cuanto antes al poder.

Leandro Dario