INTERNACIONAL CAMBIO HISTORICO

Madrid y Barcelona, en poder de la nueva política española

agencias

La ex jueza Manuela Carmena y una activista que ganó notoriedad por enfrentar los desalojos que provocó la crisis de las hipotecas, Ada Colau, tomaron ayer las riendas de Madrid y Barcelona, llevando el espíritu del movimiento “indignado”, apoyado por Podemos, al mando de las principales ciudades españolas.
La primera en asumir fue la ex jueza Carmena, de 71 años, quien tuvo el apoyo de 29 ediles, veinte de la lista Ahora Madrid, que integraba Podemos, y nueve del PSOE. Su llegada puso fin a 24 años de gestiones conservadoras en la capital de España.
Los aplausos y los gritos de “sí, se puede”, lema “indignado” por excelencia, estallaron en el consistorio madrileño, donde estaba Pablo Iglesias, el líder de Podemos, quien se integró en Ahora Madrid junto al movimiento del 15M y formaciones ecologistas y de izquierda alternativa.
En las elecciones del 24 de mayo, Carmena quedó segunda tras Esperanza Aguirre, histórica dirigente del Partido Popular, pero el PSOE la apoyó en nombre del “cambio” en una ciudad golpeada por la crisis y la corrupción.
“Estamos al servicio de los ciudadanos de Madrid, queremos gobernar escuchando, que nos llamen por nuestro nombre de pila, que nos tuteen”, dijo Carmena.
Las primeras medidas de Carmena se dirigirán a los niños pobres, a quienes quiere garantizar dos comidas diarias, y las personas en riesgo de ser desahuciadas. Militante comunista en su juventud y defensora de los derechos humanos, hereda una ciudad de tres millones de habitantes, un coqueto centro histórico y una tasa de desempleo del 16%.

Gente común. Pocas horas después asumió Colau en Barcelona. “La gente común se merecía ganar y ésa ha sido una enorme conquista”, dijo la mujer de 41 años, con la voz quebrada, que será la primera alcaldesa de esta turística ciudad mediterránea de 1,6 millones de habitantes.
Colau fue investida por mayoría absoluta con 21 votos, 11 de su candidatura Barcelona en Común, que integraba Podemos, y diez de los socialistas y los independentistas de izquierdas, contra los diez obtenidos por el ex alcalde Xavier Trias, nacionalista conservador.



Redacción de Perfil.com