INTERNACIONAL PRINCIPAL BASTION DEL CHAVISMO

Maduro cede poder a los militares para superar la crisis política

El Gobierno venezolano llamó a una Constituyente en la que las Fuerzas Armadas tengan voz y voto y defendió la aplicación de la jurisdicción militar a opositores.

Armados. La Guardia Nacional reprimió protestas de la oposición. No hay fisuras en el frente militar.
Armados. La Guardia Nacional reprimió protestas de la oposición. No hay fisuras en el frente militar. Foto:AFP/Shutterstock
El presidente Nicolás Maduro se recuesta cada vez más en las Fuerzas Armadas, explicitando cuál es el actor principal que lo mantiene aferrado al poder. Como si se tratara de un operativo de pinzas para cercar a la oposición, anunció esta semana que activará una “Constituyente militar” para profundizar la Revolución Bolivariana, al tiempo que el ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino López, defendía la aplicación de la jurisdicción militar a los opositores detenidos en las protestas contra el gobierno, contraviniendo artículos de la Constitución venezolana y la postura de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, cuya oficina defendió la intervención de los tribunales civiles. Cercado por las protestas, la crisis económica y cada vez más aislado en la escena internacional, Maduro se aferra a los militares que, ya sin Hugo Chávez, ocupan enormes espacios de poder dentro del oficialismo.

No sólo reprimen a las manifestaciones opositoras –mediante efectivos de la Guardia Nacional–, sino que también ostentan el 35% de los cargos ministeriales en el gabinete; distribuyen alimentos en supermercados para combatir la “guerra económica”; controlan la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), donde tienen acceso directo a la renta petrolera; y, además, dirigen los servicios de inteligencia venezolanos.

La oposición, en tanto, alertó que la Constituyente que impulsa Maduro tiene un fuerte contenido corporativista, donde las Fuerzas Armadas pasarían a ser uno de los poderes fundamentales del Estado. “Esto es positivizar la realidad, lo que en la práctica ya venía ocurriendo. Es una forma de compartimentar el poder que ya controlan los mandos militares”, explicó a PERFIL Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

Según la Constitución impulsada por Chávez en 1999, las Fuerzas Armadas –integradas por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional– tienen como funciones “la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional”, lo que les posibilita participar en la seguridad interior y en la política doméstica. El artículo 328 también estipula que “están al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”.
 
Disciplina. Los altos mandos militares no parecen advertir ese enunciado, al identificarse cada vez más con la Revolución y con la figura de Maduro. Los cuadros intermedios, por su parte, no exhiben en público fisuras. “Han habido oficiales que se opusieron al gobierno, que no cumplieron eficientemente la orden de reprimir, e incluso que omitieron hacerlo. Sin embargo, hay un status quo que es difícil que se quiebre. Ellos se ven como pequeños lunares dentro de una gran superficie, que puede ser movediza y peligrosa. Hay lecciones aprendidas de 2002”, agregó San Miguel, refiriéndose al intento de golpe de Estado, sofocado por el general Raúl Baduel, hoy en prisión. El uniformado, Comandante General del Ejército entre 2004 y 2006 y ministro de Defensa hasta 2007, fue encarcelado tras oponerse a la reforma constitucional propuesta por Chávez, liberado en 2015 y otra vez detenido en enero pasado.

Esa última orden de detención pareció indicar que el chavismo no quiere que nadie le dispute su influencia dentro de las Fuerzas Armadas, la institución más bolivariana de una Revolución cada vez más militarizada.


Asesinaron a un sobrino de Carolina Herrera
El empresario venezolano y sobrino de la diseñadora Carolina Herrera, Reinaldo Herrera, de 34 años, fue hallado muerto ayer en una carretera que conecta a Caracas con la ciudad de La Guaira junto a un colega luego de un presunto secuestro, en un episodio  que estaría vinculado a un caso de inseguridad y no a la ola de violencia política que asola al país hace un mes y medio.
“Ambas víctimas fueron localizadas la noche de este jueves 11 de mayo en el interior de un vehículo en las adyacencias de la carretera Caracas-La Guaira”, indicóa yer la Fiscalía a través de un comunicado. Herrera fue encontrado junto a otro empresario y arquitecto identificado como Fabrizio Mendoza, de 31 años. Ambos habrían sido secuestrados y asesinados, pese a que sus familias pagaron el rescate.
Herrera es hijo de Luis Felipe Herrera Guevara, hermano de Reinaldo Herrera, esposo de la reconocida diseñadora venezolana radicada hace varios años en Nueva York. Por el momento, la modista no se expresó públicamente.

Leandro Dario