INTERNACIONAL

Maduro expulsó de Venezuela a tres funcionarios consulares de EE.UU.

El presidente bolivariano cruzó al mandatario de Estados Unidos y a su secretario de Estado. "Detrás del chévere Obama, hay una maquinaria de saqueo y guerra", señaló.
 

Foto:AFP.

Con el país sumido en un contexto de creciente intolerancia política y tensión social, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exhibió una a una las fotos de los destrozos provocados en las manifestaciones de la oposición y les pidió al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a su secretario de Estado, John Kerry, que "miren la acción pacífica de tus corderitos".

"Alguien puede llamar a (Barack) Obama o a John Kerry para que miren la acción pacífica de tus corderitos", solicitó Maduro con un dejo de ironía para poner en foco quiénes son, según su visión, los verdaderos promotores de las marchas en su contra.

El mandatario bolivariano continuó tirando munición gruesa contra EE.UU: "Detrás del chevere de Obama, hay una maquinaria de saqueo y de dominación de guerra que tiene doscientos años", indicó.

Luego, parafraseó al prócer bolivariano Simón Bolivar quien había dicho que "Estados Unidos busca plagar a América de hambre en nombre de la libertad".

"Le di la orden al canciller para que expulse y declare persona no grata a tres funcionarios consulares de la embajada de EE.UU. en Venezuela", anunció el mandatario, mientras llovían aplausos. Ellos, de acuerdo a Maduro, ofrecían "visas en universidades privadas" para nutrir las marchas. 

"Que se vayan a conspirar a Washington", expresó. 

Tras abandonar por unos segundos su discurso antinorteamericano, Maduro apuntó contra los dirigentes de la oposición, Henrique Capriles y Leopoldo López. "Estos son grupos y bandas fascistas entrenadas por el prófugo de la Justicia (López)", señaló.

"¿Esto es lucha política, Capriles?, ¿estos son los niños que salen de su casa a estudiar?", lo chicaneó en el mismo momento en que mostraba fotos de la Plaza Carabobo destrozada.

"Estamos enfrentando la movilización, no de un grupo de estudiantes, sino de aquellos que pretenden activar una crisis política para justificar un golpe de Estado", marcó.

En otro tramo, Maduro le habló directamente a López, a quien nombró en reiteradas ocasiones como "el fascista", para "que se entregue a la audiencia en la Justicia sin show".

En tanto, el público bramaba con su cántico: "Así, así, así es que se gobierna, asi así así", Maduro le cedió la palabra al canciller, Elías Jaua, quien manifestó que los Estados Unidos "han entrenado a mucha gente y gastado muchos dólares para apoyar a Leopoldo López.". 

Pocas horas antes del discurso del mandatario venezolano, el líder opositor venezolano Leopoldo López había aseguró, luego de cuatro días de silencio, que marchará este martes hasta el ministerio de Justicia para dejar un pliego de peticiones y entregarse al Tribunal, ya que pesa sobre él una orden de captura con motivo de las sangrientas manifestaciones y disturbios callejeros del miércoles.

"Este martes 18 quiero convocarlos a todos a que caminemos juntos desde Plaza Venezuela, donde el pasado 12 de febrero despertó una llama de esperanza para el cambio a favor de todos los venezolanos y que desde allí vayamos al ministerio de Interior y Justicia", dijo López en un video que difundió a través de su cuenta de Twitter y que dijo fue grabado la noche del sábado.

"Si hay alguna decisión de ilegalmente meterme preso, pues allí estaré para asumir esa persecución y esa decisión infame de parte del Estado (...) No tengo nada que temer, no he cometido ningún delito", agregó el líder opositor tras confirmar que está en Venezuela.

López, coordinador nacional del partido Voluntad Popular y una de las caras más visibles de la oposición, ha sido de los principales promotores de las manifestaciones de los últimos días contra el gobierno de Nicolás Maduro bajo el lema "La salida".

 

 



Redacción de Perfil.com