INTERNACIONAL VENEZUELA EN CRISIS

Maduro propone un ‘default negociado’ para hacer frente a una abultada deuda

El presidente espera que los acreedores acepten un recorte en el pago del capital de la deuda y renegociar plazos e intereses. Las sanciones de EE.UU. hacen todo más difícil.

Derrumbe. El país está en recesión desde 2013. El año pasado, el PBI se contrajo 10 por ciento y la inflación fue de 800 por ciento.
Derrumbe. El país está en recesión desde 2013. El año pasado, el PBI se contrajo 10 por ciento y la inflación fue de 800 por ciento. Foto:Cedoc Perfil
La propuesta de renegociación de la deuda externa venezolana para obtener nuevos términos y plazos de pago embarcará al gobierno del presidente Nicolás Maduro hacia un terreno difícil, cuando se aproxima la batalla electoral por la presidencia de 2018.
Maduro convocó para el lunes en Caracas a los tenedores de bonos de la deuda venezolana para proponerles un cambio en las condiciones de pago, admitiendo dificultades para continuar con su política de pagar a toda costa.
Según el economista Guillermo Rodríguez, la propuesta tiene la forma de un “default negociado”.
El líder chavista aspira a un nuevo mandato hasta 2025 y los posibles nuevos términos sobre la deuda podrían liberar recursos que le permitirían abordar con más posibilidades una larga campaña.
Hasta ahora, el gobierno había mostrado voluntad para pagar los compromisos, que en el último lustro fueron superiores a 12 mil millones de dólares al año, más que el monto actual de las reservas internacionales.
Maduro señaló que pagaría los compromisos por intereses de los papeles de la petrolera estatal Pdvsa de la semana pasada, pero que en adelante las deudas entrarían en un proceso de renegociación, lo que algunos interpretaron de hecho como una cesación de pagos o default.

Abultada.
La deuda externa en títulos de la república supera los 63 mil millones de dólares, que se suman a unos 28 mil millones de Pdvsa. Grupos independientes calculan la deuda total venezolana en 184 mil millones de esa moneda.
Los primeros amagos de la negociación han estado rodeados de limitada información y especulaciones sobre si los tenedores de bonos de la deuda soberana y de Pdvsa asistirán a la cita este 13 de noviembre, debido a que Washington sancionó al gobierno prohibiendo la negociación de deuda nueva.
Según el economista Rodríguez, el plan del gobierno es buscar un recorte en los pagos del capital de la deuda, negociando también los plazos por intereses. “No dudo de que pueda llegar a un acuerdo de ese tipo con la mayoría de los acreedores”, dijo.
Sin embargo, señaló que es posible que un grupo no acepte y promueva demandas en tribunales de Nueva York, los que terminarán dándole la razón.

Encogimiento.
Desde que llegó el chavismo al poder, en 1999, la economía venezolana se ha encogido más de dos tercios.
“Ahora el gobierno no encuentra vías para adaptarse a la caída de ingresos petroleros”, advirtió.
Por su parte, el jefe de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, dijo que “el refinanciamiento supone un acuerdo voluntario entre partes y la renegociación se impone. Ninguna de las dos se puede hacer porque pasó el tiempo y porque el gobierno no tiene un programa económico creíble”, sostuvo.
La economía venezolana está en recesión desde que Maduro llegó al gobierno, en 2013. Sólo en 2016 retrocedió 10% del PBI, y la inflación, que el año pasado fue de 800%, podría llegar a 1.000% en 2017.n

Nestor Rojas Mavares / DPA