INTERNACIONAL

Matan al líder narco mexicano de "Los Caballeros Templarios"

"El Chayo" Moreno había sido dado por muerto en 2010. 

A poco de cumplirse tres semanas de la caída del "Chapo" Guzmán, la administración Peña Nieto se anotó otro logro en la guerra contra el narcotráfico. El líder y guía espiritual de los Caballeros Templarios, Nazario Moreno González, alias "El Chayo", había sido dado por muerto en un enfrentamiento en 2010, fue abatido por fuerzas federales mexicanas en la madrugada de hoy en el estado de Michoacán, en un hecho que revivió la leyenda de su muerte.

El capo fue dado por muerto por primera vez el 9 de diciembre de 2010 en un duro enfrentamiento en la sierra de Apatzingán que dejó al menos cinco policías, tres civiles y tres criminales muertos.

La versión del entonces gobierno de Felipe Calderón indicó que delincuentes que acompañaban a Moreno González en una fiesta en la que fue sorprendido se llevaron su cadáver, pese a que no existieron evidencias de dicho fallecimiento.

Tras más de tres años de que se diera al sujeto por muerto, el gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, informó que el capo, a quien también se identificaba con el alias de "El más loco", realmente fue abatido la madrugada de este domingo, un día después de su cumpleaños 44, en el municipio de Tumbiscatío.

"Diversas áreas de inteligencia del gobierno de la República se abocaron a una exahustiva investigación en la materia y se corroboró que Nazario Moreno seguía vivo y que se mantenía como líder indiscutible del grupo delincuencial predominante en el estado", señaló el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubido, en un mensaje a los medios.

"Por lo tanto, se diseñó una estrategia para su captura. En las primeras horas del día de hoy en el municipio de Tumbiscatío elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de Marina ubicaron a Nazario Moreno con el objetivo de aprehenderlo, pero este agredió a las fuerzas federales, que tuvieron que repeler la agresión, dando muerte al presunto delincuente", agregó.

Rubido dijo que en el marco del operativo especial de seguridad que realiza desde principios de este año el gobierno federal en Michoacán se tuvo conocimiento, por "reportes de la ciudadanía, autoridades locales y denuncias anónimas", que el capo estaba vivo y continuaba como máximo líder de los Caballeros Templarios.

"Esta persona era reconocida por su peligrosidad, se le señala como responsable de múltiples homicidios y por ser el encargado de las tareas de adoctrinamiento del grupo delincuencial que encabezaba hasta el día de hoy", señaló el funcionario.

El director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República, Tomás Zerón, dijo por su parte que el cuerpo del delincuente fue identificado al 100 por ciento mediante huellas dactilares de los 10 dedos de las manos.

"Del análisis de la ficha decadactilar practicada por la AIC se concluye en positiva la identidad de Nazario Moreno González al 100 por ciento", señaló Zerón, quien además informó que continuarán realizando estudios en genética e identificación fisonómica al cadáver.


Una fotografía del supuesto cadáver de Moreno González fue difundida por varios medios locales. En la imagen se lo ve con manchas de sangre desde la boca hasta el cuello y vestido con un saco color café.

Algunas de las características que en el pasado se conocieron de Moreno González es que promovía entre los integrantes de su grupo delictivo la lectura de la Biblia y técnicas de autoayuda espiritual.

Por información que permitiera su captura en México se llegó a ofrecer una recompensa de hasta 30 millones de pesos (2,4 millones de dólares).



Redacción de Perfil.com